Clama el Papa Francisco por la paz en Siria

Ciudad del Vaticano, 5 Jun (Notimex).- El Papa Francisco clamó por la paz en Siria, lamentó el sufrimiento de la población inocente de ese país y animó a apoyar las iniciativas promovidas por la comunidad internacional para establecer un diálogo que lleve al fin de la guerra.

"Pensemos todos en Siria: ¡Cuánto sufrimiento, cuánta pobreza, cuánto dolor! Es Jesús quien sufre, que es pobre, que es echado de su patria", afirmó durante una reunión con activistas y representantes de organizaciones católicas de ayuda humanitaria que trabajan para palear la crisis en Medio Oriente.

La audiencia tuvo lugar este miércoles en la residencia vaticana del pontífice, la Casa de Santa Marta, donde los delegados participaron este día del Encuentro de Coordinación entre los Organismos Caritativos Católicos que trabajan en Siria y los países cercanos.

En su discurso Jorge Mario Bergoglio expresó la preocupación del Vaticano por el pueblo sirio que, con frecuencia, sufren de manera inerme las consecuencias del conflicto.

Recordó que su predecesor, Benedicto XVI, pidió varias veces que callasen las armas y se encontrase una solución a través del diálogo, para alcanzar una profunda reconciliación entre las partes.

"De modo personal, también a mí me preocupa la suerte de la población. El día de Pascua pedí la paz sobre todo para la amada Siria, para su población herida por el conflicto, y para los numerosos prófugos que esperan una ayuda y un consuelo", evocó.

"¡Cuánta sangre se ha derramado! ¿Y cuántos sufrimientos habrá que soportar todavía antes de que se encuentre una solución política a la crisis?", agregó

Señaló que en las últimas semanas la comunidad internacional ha reafirmado su intención de promover iniciativas concretas para poner en marcha un diálogo provechoso, con el fin de acabar con la guerra.

Pidió sostener esos intentos y llamó a los miembros de la Iglesia a dar un testimonio humilde, pero concreto y eficaz, porque nadie puede echarse para atrás, especialmente ante las situaciones de mayor dolor.

A la comunidad internacional solicitó, junto a la búsqueda de una solución negociada del conflicto, favorecer la ayuda humanitaria para los prófugos y refugiados sirios, mirando en primer lugar el bien de la persona y la tutela de su dignidad.

Invitó a los católicos a ayudar a la población siria, más allá de las diferencias étnicas o religiosas, porque ese es el modo más directo de contribuir a la pacificación y edificación de una sociedad abierta a todos sus componentes.

Explicó que también hacia eso tiende el esfuerzo de la Santa Sede: construir un futuro de paz para Siria, en el que todos puedan vivir libremente y expresarse según su peculiaridad.

"El pensamiento del Papa se dirige en este momento a las comunidades cristianas que viven en Siria y en todo el Oriente Medio. La Iglesia sostiene a sus miembros que hoy pasan por un momento de particular dificultad", afirmó.

"Ellos tienen la gran tarea de seguir haciendo presente el cristianismo en la región en que ha nacido. Y nuestro compromiso consistirá en favorecer la permanencia de este testimonio. La participación de toda la comunidad cristiana en esta gran obra de asistencia y ayuda es actualmente un imperativo", ponderó.

NTX/ABA/JCM

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK