Clínica en NL vende supuesta vacuna Covid a 11 mil 100 pesos la dosis

·3  min de lectura

MONTERREY, NL., febrero 17 (EL UNIVERSAL).- El secretario estatal de Salud, Manuel de la O Cavazos, informó que fue clausurada la clínica Spine Clinc de San Nicolás de los Garza, y se detuvieron a seis personas, al detectar que en dicho establecimiento se estaban aplicando supuestas vacunas Pfizer, mediante el pago de 11 mil 100 pesos por dosis.

Esto tras un operativo que se realizó con el apoyo de Fuerza Civil, cerca del mediodía de este miércoles, por una alerta sanitaria que emitió la Cofepris, del cual ya se dio parte al subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dijo De la O.

Expuso que todavía se desconoce si el líquido que se aplicaba es efectivamente la vacuna de Pfizer o a las personas se les ha estado inyectando agua o alguna sustancia dañina que podría ser tóxica, lo que podría provocarles una complicación grave como encefalomielitis o parálisis de las extremidades.

Además, dijo, en caso de que realmente fueran vacunas las que se aplicaron en dicha clínica, no tendrían utilidad ya que no se les mantenía en las condiciones de ultracongelación necesarias para el mencionado biológico sino en una hielera sin hielo.

Manuel de la O agregó que los lotes de las supuestas vacunas no corresponden a los que recibió Nuevo León en días pasados, y que tanto al recibirse como en su traslado y almacenamiento, permanecen siempre bajo resguardo de militares, por lo cual se está investigando para saber si se trajeron de otro estado, otro país o se trata de una sustancia falsificada.

Afirmó que hay toda una mafia o red de delincuentes que está lucrando con la salud, pues se está ofreciendo el fármaco en otras clínicas que también se están investigando; señaló que en el fraccionamiento Las Misiones, uno de los más exclusivos de Monterrey, fueron vacunadas entre 80 y 90 personas.

Comentó el secretario que las supuestas vacunas se están ofreciendo hasta en 25 mil pesos por la primera dosis, lo cual es resultado de la escasez del biológico y de la desesperación de la gente que tiene temor de contagiarse y morir, por lo cual está dispuesta a pagar esas cantidades por .3 mililitros que pueden ser de agua o de una sustancia venenosa.

"Otros, en una acción de supervivencia, rentan un avión privado o van en el propio para vacunarse en Estados Unidos, donde proporcionan un domicilio de algún familiar o conocido para tener derecho a la inmunización", dijo el funcionario.

Señaló que para evitar esto, es necesario que el gobierno federal envíe más vacunas, pues de lo contrario seguirán presentándose estos problema de fraude a la población en otros estados.

Pidió no creer a este tipo de personas, y más allá del dinero que pagan, lo que más le preocupa es que podrían poner en grave riesgo su salud.

Expuso que por tratarse de un delito federal, deberá intervenir la Fiscalía General de la República y la Cofepris.

Finalmente estimó que si efectivamente fueran vacunas de Pfizer, no serían de las que llegaron a Nuevo León, aunque asentó, "no puedo meter las manos al fuego por nadie".