CJ Pérez, la primera latina y la más joven en competencias mundiales de vela

·4  min de lectura

Originaria de Hawái, pero con sangre latina corriendo por sus venas, CJ Pérez se ha convertido en la atleta más joven en participar en competencias mundiales de velas.
Su talento la ha llevó a formar parte del equipo SailGP de Estados Unidos, compuesto por las navegantes profesionales más talentosas.

En entrevista exclusiva para San Diego Red, CJ Pérez nos contó cómo fueron sus inicios en este deporte extremo.
Comencé a navegar cuando tenía 13 años e inicié porque amaba el mar y veía a los niños en sus pequeños botes en el océano. Eso fue lo más genial. Les rogué a mis padres que me inscribieran a un campamento de campamento de vela y de ahí se disparó mi pasión. Navegar es un deporte increíble y me parece fascinante que puedas usar el poder del viento para llevar tu bote a donde tú quieras.

Compitiendo ahora entre las mejores del mundo en el grupo de SailGP, CJ Pérez se muestra agradecida por la oportunidad que le abre la vida, pues dentro de la liga se encuentran representantes no solo de Estados Unidos, sino de Australia, Dinamarca, Francia, Reino Unido, Japón, Nueva Zelanda y España.
A lo largo de la temporada las atletas de los diferentes países competirán en 8 diferentes eventos, y el equipo ganador se llevará a casa el premio de 1 millón de dólares.

Conociendo los riesgos que conlleva navegar a altas velocidades y con un profundo respeto al mar, CJ Pérez dijo haber crecido con los miedos y el conocimiento suficiente para desempeñarse con destreza en esta disciplina.
Cuando estoy navegando el catamarán F50, sí, es muy rápido y puede ser estresante a veces, pero estoy consciente de lo que puede pasar o salir mal, aunque no es mi primer pensamiento. Solo me enfoco en cómo puedo ir más rápido.
Cabe mencionar que los catamaranes pueden ir a electrificantes velocidades que exceden las 60 mph /100 kph, por lo que esto representa un reto que lleva al límite la fuerza física y mental, así como la agilidad de las atletas.

La originaria de Honolulu compitió recientemente en el SailGP Grand Prix de España, donde tuvo una gran participación.
Fue un evento asombroso. El equipo me dio la bienvenida y todas son unas navegantes estupendas. Cada segundo que estoy con ellas aprendo muchas cosas: desde cómo manejar correctamente el F50, hasta cómo trabajar correctamente en este ambiente profesional. Estoy absorbiendo la información como una esponja.
Destacó también lo que representa estar en su posición con gran orgullo.
Es increíble ser la atleta más joven y la primera latina en esta competencia. Realmente quiero ser una inspiración para que otras mujeres y latinas persigan metas más altas. Quiero ver a más gente como yo incursionar en el deporte. Estoy agradecida por esta plataforma de SailGP porque gracias a ella se puede representar a las mujeres y a las latinas a una escala global.

Al cuestionarle sus planes a largo plazo dentro del ámbito deportivo, dijo:
Mi meta es que el equipo gane y, más allá de eso, quisiera competir individualmente en una vela de hidroala y estar en la cima de esa clase, ingresando a la liga de Estados Unidos.
Sobre las ventajas de radicar en Hawái, un destino hermoso para hacer lo que le gusta, la atleta abrió su corazón y se mostró muy contenta:
Vivir en Hawái es sorprendente para cualquier persona que ame el agua, especialmente para mí, que me encanta pasar el tiempo navegando y surfeando. Puedo salir cualquier hora del día o a cualquier momento del año para navegar.

Dada su importante relación con el mar, no desaprovechamos la oportunidad de abordar el tema del calentamiento global y la contaminación que cada vez se hace más latente en todos los océanos. CJ Pérez reflexionó al respecto y aseguró ser parte del cambio.
En mí ha crecido un amor y una conexión profunda con el océano. Los efectos del cambio climático realmente han afectado nuestra isla, es difícil ver eso. He puesto muchos de mis esfuerzos en tratar de ayudar al océano haciendo lo que pueda para revertir los efectos adversos. Quiero que las futuras generaciones experimenten la misma alegría que yo al estar en el agua.

Abrirse camino en las competencias de vela no ha sido fácil para CJ Pérez; ella ha buscado apoyos a través de fundaciones, donaciones, subsidios y de su propia familia y amigos para continuar con su pasión, pues asegura que el deporte es caro y no cuenta con los lujos para costearse el equipo o los veleros, no obstante, recalcó que con motivación y trabajo duro cualquier persona puede alcanzar sus sueños.

Ve un fragmento de la entrevista acá abajo:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.