Varias ciudades extreman las medidas para contener el alarmante repunte de casos de COVID-19

En Chicago, la alcaldesa Lori Lightfoot emitió una orden de permanecer en casa por 30 días y se ha pedido que se cancelen las reuniones por el día de Acción de Gracias, mientras en Nueva York y Philadelphia se plantean suspender las clases presenciales.