Ciudadanos y policías marchan en Miami para detener la violencia armada

·3  min de lectura

Miami, 16 jun (EFE).- Autoridades del condado Miami-Dade y agentes de policía marcharon este miércoles por barrios de Miami (Florida, EE.UU.) junto a la plataforma ciudadana We Stand 4 Justice para alentar a la comunidad a informar sobre cualquier delito con arma de fuego y ayudar a la aplicación de la ley.

"Stop the Violence Peace March (Marcha por la Paz y Alto a la Violencia) ha comenzado. Llueva o brille el sol estamos unidos y haremos la diferencia", tuiteó el Departamento de Policía de Miami mostrando fotografías de los participantes bajo la lluvia.

Entre ellos se encontraban Crystal Foster, activista de We Stand 4 Justice; Art Acevedo, director de la policía de la ciudad, y Freddy Ramírez, su homólogo para todo el condado.

"Gracias a Dios no hemos tenido ningún tiroteo importante desde que comenzó esta iniciativa", dijo el director de los servicios comunitarios del condado, Morris Copeland.

Copeland se refirió a la "Operación Calor de Verano", lanzada al inicio de esta temporada estival para acabar con los tiroteos en las calles que desde al menos las tres últimas semanas han aumentado notablemente en el condado más poblado de Florida, con cerca de tres millones de habitantes.

Durante las dos últimas semanas y en el marco de la "Operación Calor de Verano", casi 200 pistolas y rifles han sido confiscados por la policía de Miami-Dade, según datos publicados hoy por la televisión Local 10.

La policía también ha realizado más de 400 arrestos por delitos graves, y este miércoles el Departamento policial del condado mostró algunas de las municiones y drogas que se incautaron en las calles.

Los organizadores confirmaron a NBC 6 que harían una parada en una calle del noroeste de Miami para recordar a Chassidy Saunders, el niño de 6 años que murió en un tiroteo iniciado desde un vehículo afuera de una fiesta de cumpleaños.

"Todas las vidas importan, pero cuando matas a un niño eso está en un nivel completamente diferente. Este menor no tuvo la oportunidad de vivir su vida", dijo Foster.

El condado de Miami-Dade, que ha visto un incremento de la violencia con armas con al menos dos tiroteos masivos, aprobó la semana pasada un presupuesto de 90 millones de dólares para combatir el crimen a través de programas comunitarios.

El "Plan de paz y prosperidad", propuesto por la alcaldesa del condado, Daniella Levine Cava, será a largo plazo e incluye el seguimiento de la delincuencia por internet y, entre otros aspectos, la instalación de cámaras de vigilancia en las empresas que lo acepten.

La policía de Miami-Dade continúa con la investigación para dar con los responsables de un tiroteo ocurrido recientemente en los exteriores de un local en Kendall, al suroeste de Miami, donde se celebraba una fiesta de graduación.

En el tiroteo perdieron la vida tres personas, entre ellas Tyleisha Taylor, de 20 años, una oficial de correccionales de Florida que pasaba por el lugar, según creen las autoridades.

Los otros dos fallecidos son dos hombres que huyeron del lugar de los hechos en un automóvil que se estrelló contra un muro.

El suceso ocurrió exactamente una semana después de otro ataque armado contra varias personas que salían de un concierto de música urbana en el salón de banquetes El Mula, en la ciudad de Hialeah, aledaña a Miami, y que dejó tres muertos y al menos 20 heridos.

Todavía se desconoce la identidad de los atacantes, aunque la Policía trabaja en su búsqueda a partir de grabaciones de cámaras de seguridad.

"Estamos realmente cansados de eso y sabemos que si trabajamos juntos, definitivamente podemos mitigarlo y, con suerte, erradicarlo de nuestra comunidad", aseguró Copeland.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.