Ciudadano armenio escapa de guerrilla del ELN en Colombia tras herir a sus captores

Un graffiti del grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) EN la entrada del cementerio de El Palo, EN Cauca, Colombia. REUTERS/Jaime Saldarriaga. Un ciudadano armenio secuestrado desde hace más de cinco meses por la segunda fuerza guerrillera de Colombia, el ELN, desarmó a un rebelde y atacó a la unidad que lo cuidaba antes de escapar herido por una inhóspita zona selvática, informó el domingo el grupo insurgente.

BOGOTÁ (Reuters) - Un ciudadano armenio secuestrado desde hace más de cinco meses por la segunda fuerza guerrillera de Colombia, el ELN, desarmó a un rebelde y atacó a la unidad que lo cuidaba antes de escapar herido por una inhóspita zona selvática, informó el domingo el grupo insurgente.

    La fuga de Voskanya Arcen Levoni, secuestrado por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) desde el pasado 5 de noviembre en las selvas del departamento del Chocó, al noroeste de Colombia, se produjo el miércoles cuando los guerrilleros lo movilizaban por la jungla para liberarlo y entregarlo al Comité Internacional de la Cruz Roja, de acuerdo con el grupo rebelde.

"El señor Voskanya Arcen Levoni desarma a un compañero y ataca a la unidad que lo traslada, resultando gravemente heridos cinco compañeros del ELN, y el Ruso-Armenio se fuga también herido. Las unidades del ELN se retiran con sus heridos y se desconoce la situación del señor, que se trasladaba para ser liberado", dijo el grupo guerrillero en un comunicado.

El armenio, de 42 años, fue capturado mientras recolectaba ranas venenosas para traficarlas en el mercado internacional, de acuerdo la guerrilla, que inició en febrero diálogos de paz con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos en Ecuador.

Inmediatamente no fue posible obtener información en el Gobierno ni en la Cruz Roja Internacional sobre la situación del extranjero, que se fugó de un grupo insurgente que frecuentemente ataca la infraestructura petrolera y energética del país sudamericano.

El ELN, acusado de secuestros y asesinatos, cuenta con unos 2.000 combatientes y surgió en 1964 inspirado en la revolución cubana con el apoyo de sacerdotes católicos radicales.

Santos, quien asumió la presidencia en el 2010, ha apostado todo su capital político a lograr la paz para acabar con un conflicto de 52 años que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados. Los esfuerzos del mandatario, un economista de 65 años, fueron reconocidos con el Premio Nobel de la Paz.

    El presidente firmó un acuerdo de paz el año pasado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), grupo que se dispone a dejar las armas y a conformar un partido político con sus alrededor de 7.000 combatientes.

(Reporte de Nelson Bocanegra y Luis Jaime Acosta. Editado por Rodrigo Charme)