La Ciudad reavivió el debate por la baja de la edad de imputabilidad a los 14 años: “Terminan matando o muriendo”

·4  min de lectura
Imagen ilustrativa de la detención de un delincuente por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires
Imagen ilustrativa de la detención de un delincuente por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires - Créditos: @Policia de la Ciudad

El ministro de Justicia y Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro, reavivó el debate por la modificación de la Ley Penal Juvenil y planteó que la edad de imputabilidad debería bajar de 16 a 14 años. En una entrevista televisiva, el funcionario porteño afirmó que dichos delincuentes “comprenden la criminalidad” de sus actos y remarcó que la normativa vigente es ineficiente y data de la época de la última dictadura militar.

“Vengo a los gritos pidiendo que discutamos la Ley Penal Juvenil. La ley que nos rige hoy, a 40 años de democracia, la dictó [Jorge Rafael] Videla”, enfatizó D’Alessandro anoche en declaraciones a América y alertó que en la actualidad, como los menores “no tienen consecuencias”, se abren dos posibles escenarios: “Terminan matando o muriendo. O matan en un acto delictivo o mueren en un enfrentamiento”.

Para graficar esta situación, el ministro contó que la Policía de la Ciudad “llegó a detener tres veces en el mismo día al mismo menor” porque no se le generan antecedentes penales. “Hoy no hay investigación y no tienen castigo por las acciones que hacen. Entran y salen, son inimputables. Por eso es que decimos que ese menor hoy en día mata o muere en un enfrentamiento”, insisitó.

En ese contexto, cuestionó que el Congreso dedique su tiempo a debatir iniciativas como “el Día de la mandioca”, pero no a tratar una nueva Ley Penal Juvenil y se quejó: ”No está la decisión política de sentarse y armar una mesa interdisciplinaria que incluya a Educación y Salud”. En esa línea, agregó que no solo se trata de “bajar la edad de imputabilidad”, sino de plantear una “solución integral” al problema.

Consultado específicamente acerca de su visión respecto de la edad de imputabilidad vigente, que es de 16 años, contestó: “Yo creo que hay que bajarla a los 14 años. A esa edad una persona comprende perfectamente la criminalidad del acto”.

Por el contrario, explicó que con la normativa actual “un pibe de 14 años que mata va a un instituto de menores, no se le generan antecedentes y vuelve a la tutela de sus padres, que es el seno del foco delictivo del cual salió”.

Como ejemplo de lo relatado, el ministro describió una situación extrema que ocurrió hace algunos años y que da cuenta además de cómo las organizaciones criminales “instrumentalizan” a los menores. “En 2016 a un nene de ocho años le dieron un arma para que dispare ¿Por qué? Porque son inumputables y las bandas delictivas, aprovechándose de esta situación, los usan”, concluyó y reiteró su pedido de discutir la reforma de la ley en vigor.

Cabe recordar que la administración de Mauricio Macri fue la última en presentar un proyecto de las características que plantea D’Alessandro en 2019. No obstante, su debate se tornó inviable en el marco de la previa a la campaña presidencial. Entre otras custiones, el texto proponía bajar la edad de imputabilidad en 15 años para los adolescentes que cometieran relitos graves.

El Gobierno, a favor de “modificar” la Ley Penal Juvenil

En medio de un debate anterior sobre la problemáticaen cuestión, la portavoz del Gobierno, Gabriela Cerruti, también se manifestó a favor de “modificar” la Ley Penal Juvenil a fines de 2021.

“Tenemos una Ley Penal Juvenil viejísima, de la época de la dictadura, y han fracasado distintos intentos por modificarla. Tenemos que insistir en modificarla, porque esa ley no solo no sirve para resolver los casos actuales, sino porque en muchos casos es injusta, es inequitativa y lo que hace es dejar que no haya un sistema penal donde todo el mundo sepa qué es, cómo y de qué manera hay que manejarse en ese tipo de situaciones”, planteó la portavoz de Alberto Fernández.

Finalmente, expresó el compromiso del Ejecutivo de “seguir trabajando para la reforma de una Ley Penal Juvenil que contemple, por ejemplo, que los lugares de detención trabajen para la reinsercion y revinculación, además del castigo de los jóvenes que llegan a cometer acciones de delito que obviametne constituyen tragedias para muchos argentinos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.