La ciudad paquistaní de Lahore cierra los colegios por la contaminación

Agencia EFE

Islamabad, 7 nov (EFE).- La ciudad paquistaní de Lahore cerró este jueves los colegios tras un alarmante aumento de la contaminación del aire que convirtió a esta urbe en la más contaminada del mundo durante unas horas, envuelta en una oscura nube tóxica.

"Debido al repentino incremento del esmog, todos los colegios de Lahore permanecerán cerrados", anunció poco antes de la medianoche en su cuenta de Twitter Usman Buzdar, jefe del Gobierno provincial de Punjab, de la que Lahore es la capital.

Buzdar indicó que su Ejecutivo está tomando medidas contra la quema de rastrojos para la agricultura y otros factores tras el aumento de la contaminación.

En la noche de ayer los niveles de concentración de partículas PM 2,5 (las más peligrosas para el ser humano) era de 580 por metro cúbico de aire en Lahore, lo que convirtió a esta ciudad en la más contaminada del mundo durante unas horas, según el Índice de Calidad del Aire de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

Por la mañana, la lluvia y el viento dispersaron la nube tóxica y la concentración de partículas PM 2,5 hasta los actuales 138, aún nocivos para la salud.

El portavoz del Departamento de Medio Ambiente del Punjab, Naseem ur Rehman, culpó a la India del aumento de la contaminación.

"El viento trajo humo a través de la frontera, que golpeó especialmente a las zonas fronterizas con la India", dijo a Efe Rehman.

La contaminación del aire es tan habitual en esta urbe de 11 millones de habitantes que los meses entre octubre y enero se conocen como "la temporada del esmog", causada por vehículos antiguos y la quema de rastrojos.

Una situación denunciada recientemente por Amnistía Internacional (AI), que señaló al Gobierno.

"El fracaso del Gobierno a la hora de proteger a la gente de la exposición de aire contaminado en el Punjab viola los derechos a la vida y a la salud", afirmó AI en un comunicado.

Una denuncia a la que se unió Unicef con un llamamiento para proteger a los niños del Sur de Asia del aire contaminado.

"Unos 620 millones de niños de la región respiran aire contaminado y tóxico. La contaminación del aire es uno de los mayores asesinos de niños", afirmó la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta H. Fore, en un comunicado.

Y es que el Sur de Asia es una de las zonas con el aire más contaminado del planeta con cuatro ciudades ahora mismo entre las 10 más sucias, entre ellas Lahore, Dacca, Calcuta y Nueva Delhi.

(c) Agencia EFE