Ciudad de Minneapolis avanza en su propuesta para reformar la policía cuando comienza el juicio de George Floyd

Josh Marcus
·4  min de lectura
<p>Los miembros del consejo de la ciudad han estado tratando desde junio de proponer un reemplazo para el MPD  </p> (Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved)

Los miembros del consejo de la ciudad han estado tratando desde junio de proponer un reemplazo para el MPD

(Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved)

El viernes, el Ayuntamiento de Minneapolis votó a favor de avanzar en una propuesta que reemplazaría al Departamento de Policía de Minneapolis (MPD) con un nuevo departamento de seguridad pública, luego de disturbios masivos en toda la ciudad tras la muerte de George Floyd mientras estaba bajo la custodia del MPD.

La propuesta se dirige a la Comisión de Estatutos de la ciudad, que supervisa los estatutos de la ciudad, similar a una constitución. Luego, volverá al concejo, que podría presentar la medida a los votantes en noviembre.

Esta propuesta pondría a la fuerza policial de la ciudad bajo el control del ayuntamiento, en lugar del alcalde, como está ahora.

Si tiene éxito, el cambio podría marcar una gran victoria para los activistas contra la brutalidad policial, muchos de los cuales pidieron una reforma profunda o el reemplazo total de la fuerza policial de Minneapolis tras la muerte de Floyd.

“Según el estatuto de hoy, nuestro departamento de policía continúa usando la fuerza para herir y matar a los residentes con alarmante regularidad. Esa fuerza está dirigida de manera desproporcionada a las personas negras, indígenas y de color”, dijo el concejal Stever Fletcher durante la votación. "No podemos aceptar estos resultados como un costo de hacer negocios para mantener a algunos de nosotros seguros".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Los miembros del consejo de la ciudad han estado tratando desde junio de proponer un reemplazo para el MPD, en medio de esfuerzos de reformas más amplias en toda la ciudad.

Leer más: Juicio de Chauvin: testigos no pueden llamar a George Floyd “gigante gentil” en la corte, dictamina el juez

“Nuestro compromiso es hacer lo necesario para mantener a todos los miembros de nuestra comunidad seguros y decir la verdad: que la policía de Minneapolis no está haciendo eso”, declaró la presidenta del consejo de Minneapolis, Lisa Bender, en ese momento, en un discurso que atrajo titulares de alrededor del mundo. "Nuestro compromiso es poner fin a la vigilancia policial tal como la conocemos y recrear sistemas de seguridad pública que realmente nos mantengan a salvo".

Pero la Comisión de Estatus, un organismo no electo, compuesto en su mayoría por personas blancas, rechazó efectivamente la idea, diciendo que el lenguaje propuesto era vago y que se necesitaba más tiempo para considerarlo, evitando que llegara a la boleta electoral.

La oficina del alcalde, que se ha enredado con el consejo sobre el futuro de la policía en la ciudad, ha dicho en el pasado que le preocupa la "claridad de mando" bajo tal reforma, pero revisaría una propuesta final una vez que esté lista.

La concejal Linea Palmisano votó en contra de la propuesta el viernes e hizo un argumento similar.

"¿Por qué querríamos introducir más responsabilidades sin claridad, ineficiencias y problemas de personalidad en el departamento de policía?" dijo, según el Minnesota Reformer, que informó sobre la votación. "Por supuesto que necesitamos transformar nuestra seguridad pública para que responda a las necesidades y preocupaciones de cada residente de la ciudad... Pero no debemos engañarnos pensando que esto realmente logrará estos objetivos".

El MPD y el Departamento de Derechos Humanos del estado acordaron el año pasado otros cambios: prohibir los estrangulamientos y las restricciones para el cuello, como el que se usó con Floyd antes de su muerte; exigir a los compañeros oficiales que intervengan si son testigos de que sus colegas hacen uso excesivo de la fuerza; y limitar el uso de armas de control de multitudes sin una aprobación especial.

El ayuntamiento también recortó alrededor de US$ 8 millones del presupuesto policial propuesto por el alcalde y lo desvió a una nueva unidad de respuesta de salud mental e invirtió más en programas de prevención de la violencia.

Pero para las decenas de miles de habitantes de Minnesota que salieron a las calles el verano después de la muerte de Floyd, muchas de estas reformas no han sido suficientes. Ningún oficial fue sancionado por mala conducta luego de las protestas masivas, a pesar de que el personal del MPD dejó a más de una docena de personas con lesiones cerebrales graves.

La noticia llega cuando el consejo también considera un acuerdo civil, probablemente valorado en millones de dólares, con la familia de Floyd, y los fiscales juzgan a Derek Chauvin, el ex oficial de policía de Minneapolis acusado de asesinar a Floyd.

Relacionados

Minneapolis anuncia un acuerdo civil de $27 millones con la familia de George Floyd

Hombre muere en tiroteo mientras activistas “bloquean a la policía” en el sitio conmemorativo de George Floyd

Derek Chauvin, acusado de matar a George Floyd, enfrenta cargo de asesinato en tercer grado