Ciudad de México cambia nombre de avenida dedicada al conquistador Alvarado

·2  min de lectura

Ciudad de México, 15 may (EFE News).- El Gobierno de Ciudad de México cambió este sábado el nombre de la Avenida Puente de Alvarado, que honraba al conquistador español Pedro de Alvarado, y la rebautizó como Avenida México-Tenochtitlan, antigua ciudad mexica sobre la que se levantó la actual capital mexicana.

"Aviso por el cual se da a conocer el Acuerdo de la Comisión de Nomenclatura de la Ciudad de México, por el que se modifica la nomenclatura de la vía pública, “Avenida Puente de Alvarado” por “Avenida México-Tenochtitlan”", detalló la gaceta oficial de la urbe publicada el viernes y que entró en vigor este sábado.

En el acuerdo, la comisión justificó que "Pedro de Alvarado no fue una persona que en este nuestro tiempo deba ser objeto de celebración o conmemoración alguna" y lo responsabilizó de "graves crímenes y crueles masacres" contra los indígenas.

El cambio de nombre de esta céntrica avenida de unos 700 metros forma parte de la agenda de conmemoraciones oficiales de 2021 por los 700 años de la fundación de Tenochtitlan, los 500 años de la conquista de Hernán Cortés y los 200 años de la independencia de México.

Pedro de Alvarado (1485-1541) es considerado uno de los conquistadores más sanguinarios de la conquista española y principal perpetrador de la matanza del Templo Mayor, el 22 de mayo de 1520, mientras Hernán Cortés se encontraba en Veracruz.

Se dice que durante la huida de los españoles previa a la conquista definitiva, Alvarado saltó un canal de Tenochtitlan apoyado en una lanza y por ello la calle se llamaba Puente de Alvarado.

El pasado marzo, la alcaldesa capitalina, Claudia Sheinbaum, anunció que se rebautizaría la avenida porque “no es posible que haya una calle quen se llame Puente de Alvarado".

El Gobierno de la capital también modificó en marzo el nombre del árbol de la Noche Triste, ubicado en el norte de la ciudad, para crear la calzada de la Noche Victoriosa.

Cuenta la leyenda que en este ahuehuete lloró Cortés durante la noche del 30 de junio al 1 de julio de 1520 tras su primera derrota frente al ejército mexica de Tenochtitlan.

El pasado jueves, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador; la alcaldesa Claudia Sheinbaum y la expresidenta brasileña Dilma Rousseff conmemoraron los 700 años de la fundación de Tenohctitlan en un evento en el que reivindicaron el legado de los mexicas.

No obstante, la academia ha criticado la arbitrariedad con la que el Gobierno de López Obrador fechó la fundación en el 13 de mayo de 1321 para hacerla coincidir con los festejos de la independencia.

Los historiadores no saben a ciencia cierta cuándo se fundó la capital mexica y las únicas y escasas fuentes apuntan que podría haber sido en 1325.

(c) Agencia EFE