La Ciudad justificó la medida del lenguaje inclusivo: “La utilización incorrecta del español hace que los chicos tengan trabas”

·4  min de lectura
La ministra de educación e innovación de la ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña
La ministra de educación e innovación de la ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña - Créditos: @Prensa GCBA

La ministra de Educación de la ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, justificó hoy la medida en la que se hace a un lado el lenguaje inclusivo en la enseñanza en las aulas. “La utilización incorrecta del español hace que los chicos tengan trabas”, dijo la funcionaria en una conferencia de prensa junto con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El Ministerio de Educación de la ciudad comunicó ayer a todas las escuelas porteñas, tanto de gestión privada como estatal, que regulará el uso de lenguaje inclusivo – es decir, aquel que se vale de la utilización de la “e”, la “x”, la “@” o de otras para neutralizar el género en las palabras– por parte de los docentes en los niveles inicial, primario y secundario.

“La idea es ordenar el uso del español y establecimos una guía de recomendaciones para comunicar inclusivamente. Fuimos para atrás en lenguaje y escritura, por eso es importante simplicar la forma de aprendizaje. Por eso queremos ordenar el uso de la e, la x, la @. Los docentes deben respetar las normas del idioma español”, dijo hoy Larreta.

Para promover la lectura y la escritura debemos enseñar el idioma como se debe, después cada uno verá cómo quiere expresarse, pero en la escuela se debe respetar el idioma español, para que los chicos puedan encontrar oportunidades, tener herramientas y explotar su potencial. Es una medida que ya se tomó en Uruguay, Francia y en otros países”, argumentó.

Por su parte, Acuña aclaró: “No es una caza de brujas, queremos enseñar mejor para que los chicos aprendan”. En ese sentido dijo que la medida busca recuperar los aprendizajes y regular el ejercicio de la tarea profesional docente frente al aula con los estudiantes y en las comunicaciones institucionales. “No dice [la nueva medida] cómo los chicos o los adultos tienen que hablar entre ellos”.

Preocupación y políticas de Estado

Acuña se mostró preocupada por los resultados de las evaluaciones en las que se determinó el bajo nivel de comprensión de lectura en las aulas de la Ciudad. “Estamos muy preocupados por la situación de la Ciudad, creemos que es fundamental para que los chicos puedan decidir ser libres y qué quieren hacer el día de mañana que puedan leer, escribir y comprender lo que dicen”, advirtió.

“Hoy, en la Ciudad, de acuerdo a nuestras evaluaciones, hay más chicas y chicos que no pueden leer o escribir con fluidez y no comprenden lo que leen, fundamentalmente los chicos de los secundarios”, dijo.

Así puntualizó: “Vimos que en las evaluaciones de tercer año hay 7 mil estudiantes que no pudieron siquiera completar el 20% de los ejercicios de lengua. Eso significa que no pueden identificar lo que están leyendo, cuáles son las voces. Por eso nuestra prioridad es que los chicos puedan aprender para que puedan decidir”.

“Necesitamos sacar las trabas en los aprendizajes, la utilización incorrecta del español, las pautas y las convenciones en las que nos comunicamos hacen que los chicos tengan trabas. Es algo que venimos dialogando con las escuelas y directores, y avanzamos en este sentido”, explicó.

Consultada sobre si habrá algún tipo de sanción para los docentes que no sigan la medida o en el caso de que los sindicatos docentes hagan su propia bajada de línea, contestó: “No se busca perseguir ni sancionar. Esta es una norma vigente que se tiene que cumplir y hay mecanismos y procedimientos dentro de las regulaciones para que se cumplan las normas. Cada escuela tiene sus mecanismos para que así sea”.

No obstante, aclaró que la inclusión en el lenguaje no por eso está relegada. “Entendiendo que el lenguaje no es neutral, estamos distribuyendo en esa misma resolución a las escuelas guías para la utilización del lenguaje inclusivo que visibilice, que hable de diversidad, que nos permita expresarnos en este sentido sin distorsionar la lengua española que es muy rica y nos permite ser inclusivos”, dijo.

Así la Capital se convierte en la primera jurisdicción en fijar posición sobre este tema en las aulas.

Asimismo Acuña celebró que la provincia de Buenos Aires anunciara que tomará evaluaciones para saber el nivel educativo de los chicos y chicas y consultada sobre si la medida del lenguaje inclusivo debería aplicarse en otras jurisdicciones, se mostró a favor.

“Estamos en un sistema federal y cada provincia toma sus propias decisiones, pero debería haber un marco nacional que oriente y garantice los pisos mínimos de aprendizaje y la cantidad de días y horas mínimas que debería haber en las escuelas”, explicó al tiempo que señaló que en materia educativa “hay una gran inequidad en cada una de las provincias”.

Por su parte, Larreta dijo que “la educación tiene que ser una política de Estado, no debe depender de que el gobierno de turno haga bien o mal las cosas”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.