Ciudad: el hospital Fernández se reestructura para atender solo a pacientes con Covid-19

Mauricio Giambartolomei, Fabiola Czubaj
·5  min de lectura
El hospital Fernández readecuará su infraestructura para la atención exclusiva de pacientes con Covid-19
Fabián Marelli

Uno de los hospitales públicos porteños que forman el anillo rojo, o de primera derivación, se encuentra en pleno proceso de reorganización para transformarse en un hospital de atención 100% Covid-19 ante la creciente demanda por los nuevos casos. Se trata del hospital Fernández que dejará de recibir emergencias de otras patologías para concentrarse exclusivamente en pacientes que ingresen con síntomas de coronavirus.

El reordenamiento obedece a la dinámica de la pandemia y va en línea con la reprogramación de turnos y cirugías que no son urgentes, que se viene aplicando en todo el sistema hospitalario para evitar una saturación de la atención general en superposición con la demanda de Covid-19. Así los establecimientos van virando su foco hacia la contención del coronavirus, de una forma similar a lo que ocurrió el año pasado.

Sputnik V: el laboratorio Richmond mandó las primeras dosis de prueba a Rusia y estima comenzar la producción en la Argentina en junio

Por el momento, los hospitales Muñiz (Parque Patricios), Santojanni (Mataderos) y Argerich (La Boca), los otros que integran el anillo rojo, seguirán funcionando en forma normal aunque –según fuentes del Ministerio de Salud porteño– las decisiones se toman de acuerdo con la necesidad del momento, por lo que también se podría aplicar más adelante la lógica del Fernández.

Área de recuperación
Área de recuperación


La antigua guardia del hospital Fernández ya había sido transformada en 2019 en una sala de emergentología para atender catástrofes

Para esta reorganización del Fernández, que funciona en el barrio de Palermo, desde esta mañana las autoridades están trabajando contrarreloj con los equipos de los distintos servicios para disponer el traslado a otros hospitales porteños de algunos de los pacientes internados. En lo que va de la pandemia, y hasta el 7 de este mes, el Fernández atendió 5986 casos de Covid-19, incluida la Unidad Febril de Urgencia, de acuerdo con los datos que procesa el Equipo de Vigilancia Epidemiológica Ampliada del hospital.

“La ciudad está funcionando como un gran hospital”, admitió Ignacio Previgliano, director del Hospital Fernández, en diálogo con LA NACION. “Vamos a tener una oferta de camas críticas para la atención de Covid-19. Todo servicio que se abre tiene el recurso humano para ser abierto”, agregó.

Pandemia: cómo funciona la "depresión Covid-19", según un especialista

La reestructuración dotará a la red de atención de la pandemia de tres terapias intensivas en el Fernández para los casos más graves de Covid-19 y una que se reservará para pacientes sin la enfermedad. En ese proceso, la Unidad de Soporte Ventilatorio No Invasivo (Usovni) pasará a ocupar todo el primer piso del hospital: de siete camas que tenía el año pasado, cuando empezó a funcionar contra toda recomendación de sociedades científicas porque se podrían demorar las internaciones en terapia o aumentar el riesgo de contagio del personal, crecerá ahora a 23 camas por los buenos resultados que obtuvieron en 2020.

En esa unidad, que coordina Guillermo Montiel, con cánulas nasales, máscaras o cascos en el uso del soporte ventilatorio no invasivo se va escalando en la administración de oxígeno de acuerdo con el daño pulmonar del paciente mientras está en la guardia, una sala de internación general o, inclusive, durante su traslado al hospital. Todo eso sin necesidad de usar sedación o entubar a los pacientes.

El hospital Fernández readecuará su infraestructura para la atención exclusiva de pacientes con Covid-19
Fabián Marelli


El hospital Fernández readecuará su infraestructura para la atención exclusiva de pacientes con Covid-19 (Fabián Marelli/)

Ahora, en la Usovni del Fernández, tras la experiencia ganada el año pasado, se hará el triage de los pacientes con neumonía Covid-19 que antes se hacía en el área de Emergentología. Y este servicio, que cuenta con personal altamente formado en la especialidad, se reconvertirá con 13 camas equipadas para atender pacientes que también pudieran requerir asistencia respiratoria mecánica.

La cantidad de contagiados en el país

Tres de cuatro unidades de terapia intensiva (C, D y E) contarán en total con 39 camas destinadas a pacientes con Covid-19. Una (A) quedará reservada con 10 camas para pacientes no Covid-19. En la Unidad Coronaria, si es necesario, se podrá disponer de 10 camas de internación con capacidad de brindar asistencia respiratoria tanto invasiva como no invasiva, según pudo saber este medio.

La readecuación de la infraestructura acompaña la preocupación en alza por la ocupación hospitalaria sobre todo en las áreas de terapia intensiva para pacientes con Covid-19
Fabián Marelli


La readecuación de la infraestructura acompaña la preocupación en alza por la ocupación hospitalaria sobre todo en las áreas de terapia intensiva para pacientes con Covid-19 (Fabián Marelli/)

Los hospitales porteños funcionan en red y en tres anillos –rojo, amarillo y verde–, de acuerdo con distintos criterios de atención, como el nivel de complejidad, el equipamiento o la experiencia de los equipos profesionales. El Pirovano, el Tornú, el Álvarez, el Durand, el Ferrer y el Ramos Mejía están agrupados en el anillo amarillo o de derivación secundaria. El verde o de derivación terciaria lo integran el Piñero, el Zubizarreta, el Vélez Sarsfield, el Penna, el Rivadavia, el Grierson y los monovalentes.

Camas y vacunación

La readecuación de la infraestructura acompaña la preocupación en alza por la ocupación hospitalaria sobre todo en las áreas de terapia intensiva para pacientes con Covid-19. Hoy, en el subsector público, de las 450 disponibles para los casos más graves hay 306 ocupadas cuando una semana atrás eran 223. Mientras que para enfermos moderados está disponible aún el 53% de las camas previstas, con 705 ocupadas de las 1500 totales (el 12 de abril el 64% todavía no habían sido ocupadas).

Paralelamente, se sigue de cerca el avance de la campaña de vacunación que continúa sumando etapas en la ciudad de Buenos Aires de acuerdo con las prioridades trazadas al inicio del programa. Desde esta mañana las personas entre 65 y 69 años pueden comenzar a inscribirse en la web oficial o a través de la línea 147.

Según informó el Ministerio de Salud porteño esta semana se prevé asignar al menos 41.000 turnos para adultos mayores de entre 65 y 69 años, un grupo integrado por 300.000 personas que deben recibir la vacuna. Hasta el momento, las personas de entre 71 y 80 años fueron las que más dosis recibieron, con un total de 193.986 de acuerdo con los datos abiertos del monitor de vacunación porteño. En segundo lugar se encuentran las de 81 a 90, con 104.702 dosis, y las de 31 a 40, con 75.913.

Con los dos cargamentos que llegaron al país en los últimos días, que suman unas 1.600.000 vacunas, la Ciudad espera saber con cuántas más contará para aplicarles a sus vecinos. Hasta el momento, fueron recibidas 665.300 vacunas entre Sputnik-V, Covishield/AstraZeneca y Sinopharm, de las que se aplicaron 617.991 (518.890 primeras dosis y 99.101 segundas dosis).