Ciudad holandesa de Haarlem no prevé prohibir el consumo de carne, pero sí su publicidad desde 2024

·3  min de lectura

La ciudad holandesa de Haarlem no ha prohibido el consumo de carne, al contrario de lo que afirman publicaciones compartidas decenas de veces en redes sociales desde el 10 de septiembre de 2022. En realidad, el gobierno de la localidad prevé impedir la publicidad en espacios públicos de este tipo de alimento a partir de 2024, debido al impacto de la ganadería intensiva en el cambio climático, como confirmó a la AFP Ziggy Klazes, la concejal que impulsó la moción en 2021.

Haarlem, Países Bajos, primera ciudad cooptada por el NOM [Nuevo Orden Mundial] donde se prohibirá la carne. Bueno, nos cansamos muchos de decirlo, el NOM sigue avanzando mientras no les pongamos un verdadero freno. Y eso únicamente lo haremos si dejamos la zona de confort y los enfrentamos. Me gustaría verle a cara a los aborregados de Haarlem, me imagino que estarán todos muy cómodos que decidan por sus vidas, por sus gustos, por sus libertades. SERÁN LA PRIMERA CIUDAD DE BORREGOS SUMISOS AL NOM. FELICITACIONES HAARLEM”, señalan entradas en Facebook (1, 2), Twitter (1) y Telegram (1).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 14 de septiembre de 2022

Las publicaciones van acompañadas de un video en el que se asegura que el Foro Económico Mundial (FEM) ha tomado el poder en la ciudad neerlandesa al conseguir que se prohíba la carne de origen animal, que supuestamente será reemplazada por una “creada en laboratorio y financiada por Bill Gates”. En la última parte de la secuencia, se especifica que la restricción recae en los anuncios publicitarios relacionados al alimento.

Haarlem es una ciudad ubicada a las afueras de Ámsterdam, en los Países Bajos, de alrededor de 162.000 habitantes.

Se prevé prohibir la publicidad, no el consumo

Según explicó a la AFP Ziggy Klazes, la concejal del partido Groenlinks que impulsó la moción, lo que se prevé prohibir en Haarlem es la publicidad de carne procedente de ganadería intensiva en lugares públicos, como las marquesinas de los autobuses, pero no su consumo. “Es indignante. No se menciona la prohibición total de la carne ni nunca se ha mencionado tal objetivo”, señaló.

En el documento, que lleva por fecha el 11 de noviembre de 2021, la AFP no halló ninguna referencia a la prohibición del consumo de carne en la localidad holandesa.

La razón por la que Klazes presentó la iniciativa, según explicó, es “para ser coherente”. “El ayuntamiento de Haarlem ha declarado públicamente que se compromete a hacer todo lo posible en un escala local para no contribuir al calentamiento global y al cambio climático”, añadió. Es por ello por lo que, consideró, “la ciudad no puede alquilar el espacio público para la publicidad de productos que estén en conflicto con este objetivo”.

En el texto presentado por la concejal se recoge lo siguiente al respecto: “Teniendo en cuenta que Haarlem realmente se toma en serio la crisis climática, sus residentes no deben de estar tentados a involucrarse en un comportamiento que contribuya a una exacerbación acelerada de la crisis climática”.

Además, en el documento se señala que no solo los productos fósiles contribuyen en gran medida a la emisión de gases de efecto invernadero, “sino que la ganadería intensiva también juega un papel importante en ello” y se pide “que no se permita más anuncios de productos que contribuyan excesivamente a las emisiones de CO2”.

Pese a que la moción se presentó en 2021, los medios se han hecho eco de ello recientemente “debido a que la ciudad mencionó que estaba trabajando en ella”, explicó la concejal.

Su implementación está prevista para 2024, año en el que terminan los contratos con los actuales anunciantes.

La ciudad ahora está trabajando en los detalles legales para estar lista para ejecutar el dictamen de la moción”, afirmó Klazes, que también aseguró que el 11 de noviembre de 2021 el texto “fue apoyado por la mayoría del ayuntamiento y, por lo tanto, debe ser ejecutado”.

AFP Factual intentó comunicarse con el Ayuntamiento de Haarlem, pero hasta la fecha de publicación de esta verificación no ha obtenido respuesta.

Vacas alimentándose en una granja lechera flotante en el puerto de Róterdam el 30 de agosto de 2021 ( AFP / John THYS)

El sector cárnico está en contra

La prohibición ha sido criticada por el sector cárnico neerlandés y algunos partidos políticos, que ven en ella una forma de censura y de estigmatización. “Prohibir publicidad por motivos políticos es cuasi dictatorial”, dijo en un comunicado Joey Rademaker, concejal conservador en el ayuntamiento de Haarlem.

Además, la validez legal de la medida está sujeta a debate. La prohibición puede ser impugnada en tanto que ataque a la libertad de expresión, dijo el profesor de derecho administrativo Herman Broering, de la Universidad de Groningen, citado en el diario local Trouw.

Por su parte, Klazes comentó a la AFP que “existía la cuestión de que fuera ilegal, pero aparentemente la legislación no impide su implementación”. Según el texto de la moción, “es legal rechazar la publicidad de un grupo de productos, no de una empresa”.

En Países Bajos, el 95% de la población consume carne, incluyendo un 20% que lo hace cada día, según estadísticas oficiales.

No es la primera vez que se publica información falsa sobre la prohibición de comer carne. En abril de 2022 en Estados Unidos se compartió una publicación en la que aseguraba que los legisladores del país planeaban prohibir ese alimento. Sin embargo, se publicó el 1 de abril (“April Fools' Day” o Día de los Inocentes) e incluía un aviso al final de que pretendía ser una broma.