Ciudad: un gremio docente condiciona el regreso a clases al cumplimiento de las medidas sanitarias

LA NACION
·3  min de lectura

"Para volver a la presencialidad las autoridades educativas porteñas deben garantizar las condiciones de salud necesarias para proteger a docentes y alumnos", aseguró Norberto Cabanas, secretario general de la seccional Ciudad de Buenos Aires de la Unión Docentes Argentinos (UDA). De esta manera, condicionó el regreso a las aulas al cumplimiento de todas las medidas sanitarias.

Aunque no descartó la vuelta a clases el próximo 17 de febrero, el dirigente sindical sostuvo que antes "se deben cumplir con las condiciones sanitarias necesarias para garantizar la salud de todo el personal docente y de los alumnos que deben volver a las aulas". También remarcó que "recuperar la presencialidad en las aulas es fundamental. La vuelta a clases permitirá recuperar el vínculo entre docentes y alumnos ya que es irremplazable".

Se deben cumplir con las condiciones sanitarias necesarias para garantizar la salud de todo el personal docente y de los alumnos que deben volver a las aulasNorberto Cabanas, secretario general de la seccional Ciudad de Buenos Aires de la Unión Docentes Argentinos (UDA)

Cabanas mantuvo una posición más moderada que la del secretario gremial de CTERA, Eduardo López, quien ayer dijo que "todo indica que las clases presenciales no van a arrancar. Los chicos en clase se contagian y cuando vuelven a sus casas contagian a sus padres". El representante de UDA criticó la posición de dirigentes sindicales "que dicen representar a los docentes y se niegan a volver a las aulas. Lo hicieron sistemáticamente en el marco de la pandemia. Se negaron a recuperar las clases presenciales intentando atemorizar a toda la familia educativa".

Contradicciones: el impacto negativo sobre el turismo apuró la tregua entre Axel Kicillof y los intendentes

Entretanto, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, ratificó en conferencia de prensa su compromiso con la vuelta a clases. "La educación es una prioridad. En los últimos dos meses del año pudimos recuperar la presencialidad en todos los niveles educativos, con burbujas, con distanciamiento", sostuvo. El distrito fue el primero en realizar actividades de revinculación sin carácter académico, y lograr que todos los ciclos fueran aunque sea una vez a la escuela.

La postura del Gobierno

El sábado, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, afirmó que la presencialidad en las escuelas será la prioridad de 2021. "Nuestro objetivo es que en el mes de marzo tengamos clases presenciales en todas las escuelas del país, según la realidad epidemiológica de cada una de las regiones de la Argentina", sostuvo el ministro.

"Nosotros hemos planteado que en este 2021 la presencialidad debe volver a ser el ordenador de nuestro sistema educativo", enfatizó el funcionario, en declaraciones a CNN Radio.

El viernes, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, señaló que el inicio de clases será el resultado de las precauciones y los cuidados sanitarios que tome la población. "Si queremos que en marzo inicien las clases normalmente, tenemos que extremar los cuidados hoy".

Coronavirus: ¿cuántas personas en el mundo ya fueron vacunadas con la Sputnik V?

El ministro de Educación intentó apaciguar las aguas y aseguró, en diálogo con LA NACION, que "lo que plantea es que tenemos que priorizar los cuidados responsablemente para que la realidad epidemiológica nos permita la mayor presencialidad".