Los planes de Larreta y Kicillof: quiénes deberán alojarse en hoteles y quiénes podrán aislarse en sus hogares

·2  min de lectura
Llegada de vuelos a Ezeiza
Gerardo Viercovich

Mientras se multiplican los reclamos de argentinos varados en distintas partes del mundo que sufren la cancelación de vuelos y la limitación a 600 personas diarias en la llegada de pasajeros desde el Exterior, los gobiernos de Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta comenzaron a implementar medidas de emergencia para controlar, testear y dar seguimiento a los recién llegados , presenten o no síntomas del COVID-19.

En el caso de la ciudad de Buenos Aires, la idea es reforzar la derivación a hoteles para los pasajeros cuyo test dé positivo, y enviar a sus hogares a aquellos negativos que puedan, por razones de espacio, continuar aislados allí . “Los hoteles nunca se fueron. Estamos con seis hoteles abiertos para los casos positivos. El número de hoteles depende de la decisión de aislamiento. Cuando llegamos a tener 50 fue porque todos los que volvían iban a hotel”, afirmaron fuentes del gobierno porteño.

Pacto con Irán: Zannini dijo que los familiares de las víctimas de la AMIA “le temen a la verdad”

“Hasta hoy, los negativos van a sus domicilios a cumplir aislamiento”, agregaron las fuentes, y reafirmaron que el decreto del Poder Ejecutivo “define obligatoriedad de aislamiento pero delega en las jurisdicciones el cómo se aísla”, puntualizó Facundo Carrillo, el funcionario porteño encargado del operativo de derivaciones.

Para la provincia de Buenos Aires, en cambio, la llegada de pasajeros con Covid supone un desafío , ya que los espacios que se generaron al inicio de la pandemia, como en Tecnópolis, no están operativos. En las últimas horas, comenzó a tomar cuerpo la idea de que sea el Ministerio de Salud nacional quien se encargue de las derivaciones de los casos positivos.

“El que dé positivo tendrá que aislarse, lo trasladarán desde Ezeiza al hotel y se lo paga el propio pasajero” , explicaron desde la gobernación bonaerense, aunque sin definir dónde estarían ubicados los centros para recibir a los casos positivos.

El gran problema sigue siendo, a esta hora, el control de aquellos bonaerenses no infectados que llegan del exterior, van a sus hogares pero no cumplen con el aislamiento obligatorio: un 30 por ciento del total según los operativos de inspección realizados por la Dirección Nacional de Migraciones, que ya activó 287 denuncias penales contra los infractores. “Estamos analizando medidas”, contestan cerca del gobernador Kicillof, mientras se multiplican las quejas de los argentinos que aguardan tener un lugar en los vuelos y regresar así al país.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.