La ciudad colombiana de Buenaventura vive una noche de enfrentamiento armado

·3  min de lectura

Bogotá, 31 ago (EFE).- La ciudad de Buenaventura, principal puerto del Pacífico colombiano, amaneció este miércoles en una tensa calma tras los enfrentamientos armados vividos anoche entre un grupo delincuencial y la Policía, que no dejaron heridos pero hicieron saltar las alarmas en esta zona donde conviven 7 grupos armados.

"En este momento el sitio donde se generó la alteración de orden público anoche está bajo control, está bajo control de la Policía", aseguró a Efe el secretario de Gobierno de Buenaventura, Arlington Agudelo.

La vicepresidenta de Colombia, Francia Márquez, aseveró en sus redes sociales que están "trabajando decididamente para devolverle la paz y la tranquilidad al pueblo de Buenaventura, al Pacífico y al país", y de esa forma, en palabras de Agudelo, "están adelantando todo lo necesario para que la comunidad esté tranquila en el sector".

El incidente se produjo en la noche del martes, cuando se registraron tiroteos en plena calle en la comuna 7 de esta ciudad portuaria, que es estratégica para el comercio internacional, pero también para la salida y entrada de sustancias ilícitas.

"Hay unos grupos disputándose el control territorial para el tráfico de sus actividades ilícitas y cuando sintieron la presencia de la fuerza pública decidieron atacar a la fuerza pública", relató el secretario de Gobierno.

La fuerza pública pudo contener la situación sin dejar ningún herido por ninguna de las partes, pero el enfrentamiento alertó a esta población, que no es el primer episodio de este tipo que vive.

Según la administración local, la Policía hacía presencia en esa zona porque temían un enfrentamiento entre este grupo, "Los Espartanos", y otro, "Los Shotas", pero fue justamente la presencia de las fuerzas policiales lo que incomodó a los primeros que decidieron expulsarla a tiros.

Estos dos grupos son dos de las bandas criminales que controlan esta población y que están enfrentadas desde que se dividieron hace menos de dos años, cuando se desintegró otro grupo, "La local". Además, según la Secretaría de Gobierno, también hay presencia de otros cinco grupos, entre disidencias de las FARC, guerrilla del ELN, Clan del Golfo y otras bandas delincuenciales.

"La mala implementación que se hizo en el pasado de los mecanismos de justicia transicional y del acuerdo de paz en el país provocó que los grupos delincuenciales y los grupos ilegales se atomizaran", explicó Agudelo, quien hizo énfasis en que eso es lo que ha provocado que Buenaventura esté en manos de siete grupos.

Buenaventura y los territorios aledaños del Pacífico están expuestos a la violencia de bandas criminales y de grupos armados que luchan por esta zona, donde es evidente el abandono estatal, y que es estratégica para la salida al mar de sustancias ilícitas y de contrabando, además de ser el principal puerto de mercancías del Pacífico colombiano.

El principal parteaguas en Buenaventura, que el año pasado provocó episodios de desplazamiento masivo y confinamiento, se achaca justamente a la ruptura interna del grupo delictivo "La Local" en dos facciones conocidas como "Los Shotas" y "Los Espartanos", que actualmente se encuentran inmersos en una lucha por imponerse en el territorio.

(c) Agencia EFE