La ciudad china de Zhengzhou confina el área que acoge fábrica del proveedor de Apple Foxconn

Cientos de trabajadores fueron vistos huyendo de las instalaciones en un intento, de evitar las estrictas restricciones. Las autoridades chinas, que siguen una política de cero covid han impuesto ahora el cierre de 600 000 personas en los alrededores de la fábrica.