Una ciudad china fuera del epicentro del brote del virus cerrará sus accesos

Agencia EFE

Pekín, 26 ene (EFE).- La ciudad de Shantou, en la provincia meridional china de Cantón, comenzará un aislamiento de emergencia a partir de mañana para prevenir la propagación del nuevo coronavirus que ya ha dejado al menos 56 muertos en el país asiático, informó hoy el diario estatal Global Times.

"A partir del 27 de enero, no se autorizará la entrada a la ciudad a ningún vehículo, barco o persona, excepto a aquellos en misión especial o de emergencia", informó la fuente a través de su cuenta de la red social Twitter.

Shantou, con más de cinco millones de habitantes, es la primera ciudad fuera de la provincia central de Hubei -epicentro del brote de coronavirus causante de la neumonía de Wuhan- en decretar el cierre de sus accesos hasta nuevo aviso.

La prensa local detalló que, a partir de las 14.00 hora local de hoy (06.00 hora GMT), se suspenderán los servicios de autobuses urbanos y taxis, así como los ferris y los funiculares en Shantou.

Mañana, las medidas empezarán a afectar también a los vehículos privados y no podrán acceder a la urbe, mientras que los pasajeros que lleguen mediante el tren serán sometidos a controles de temperatura, pues la fiebre es uno de los primeros síntomas de la enfermedad.

Por su parte, la ciudad de Cantón ha decidido cerrar las piscinas, los baños termales y gimnasios y ha suspendido las grandes exposiciones "y todas las actividades comerciales y económicas a gran escala" con el mismo objetivo.

Estos anuncios llegan en el mismo día en el que los parques temáticos de Disneylandia en Hong Kong y Shanghái han anunciado su clausura temporal y Pekín haya comenzado una suspensión de sus servicios de autobús interprovinciales y puesto en marcha estrictas medidas de esterilización del transporte público.

La Comisión Nacional de Sanidad de China informó hoy de que al menos 56 personas había muerto entre los 1.975 infectados diagnosticados en el país asiático, 324 de los cuales permanecen en estado grave.

Los síntomas del nuevo coronavirus, denominado 2019-nCoV provisionalmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS), son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden venir acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar).

(c) Agencia EFE