La mayor ciudad de Bolivia sufre un paro exigiendo auditoría a los comicios

Agencia EFE
·3  min de lectura

Santa Cruz (Bolivia), 6 nov (EFE).- Santa Cruz, la mayor ciudad de Bolivia, vive este viernes bloqueos de calles, carreteras e instituciones cerradas, en una jornada de paro cívico que exige una auditoría al proceso electoral de octubre y la anulación de las elecciones en la que ganó Luis Arce, del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Grupos de ciudadanos bloquean varias de las principales avenidas y calles de la capital cruceña con banderas, llantas, piedras y carteles, para impedir el paso de vehículos y cumplir con el paro de 24 horas que convocó el Comité Pro Santa Cruz.

Algunos de los bancos no atendieron a la población, cerraron tiendas para sumarse a la medida de protesta y también los ciudadanos realizaron bloqueos frente a instituciones como la Fiscalía Departamental, exigiendo una auditoría al proceso electoral del pasado 18 de octubre y la anulación de esos comicios.

De la misma manera, algunos carteles indicaban el rechazo a la posesión de las autoridades elegidas en los comicios, que se realizará este domingo en La Paz, sede de Gobierno y del Parlamento boliviano.

El presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, indicó que el paro es "contundente", agradeció a la población que se sumó a las medidas de protesta y sostuvo que se viven "momentos muy duros" de la vida democrática del país, por lo que se debería suspender la posesión hasta que se haga una auditoría.

Algunas provincias dentro del departamento también se sumaron a estas protestas, bloqueando carreteras que conectan, por ejemplo, con la región de Cochabamba o la amazónica de Beni.

La ciudad de Cochabamba también vive una jornada de paro convocado por el comité cívico de ese departamento, en la que se registraron algunos puntos de bloqueo de calles con llantas, promontorios de tierra, banderas y piedras, pero en otros barrios de la ciudad no se acata esta determinación y la situación es normal.

Desde la pasada semana organizaciones ciudadanas y colectivos cívicos de ciudades como Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Tarija realizan protestas, vigilias y paros cívicos exigiendo una auditoría.

El jueves, el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez envió una carta al órgano electoral pidiendo que se escuche a la población y que se realice una auditoría al proceso electoral, para darle "certidumbre" a los bolivianos.

En tanto, una de las vocales del Tribunal Supremo Electoral envió una carta al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para que se haga una auditoría que investigue "la posible existencia de un bloque de data alterno" con "acceso privilegiado".

Sin embargo, el presidente del órgano electoral, Salvador Romero, rechazó estas alusiones, en las que afirmó que no hay "pruebas" ni "indicios" de esas suposiciones, por lo que se suma a las "versiones fantasiosas" de supuestas irregularidades.

En esos comicios salieron elegidos Luis Arce como presidente y David Choquehuanca como vicepresidente, del MAS, del exmandatario Evo Morales, que serán posesionados el domingo para dirigir el país por los próximos cinco años.

(c) Agencia EFE