La Ciudad apeló el fallo de Gallardo y lo acusó de armar una “zona liberada” entorno a la casa de Cristina Kirchner

·2  min de lectura
El juez Roberto Andrés Gallardo tiene un largo historial de cruces con el macrismo
El juez Roberto Andrés Gallardo tiene un largo historial de cruces con el macrismo - Créditos: @Leo Vaca

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires reclamó revocar el fallo del juez Roberto Gallardo que impidió a la policía porteña controlar las manifestaciones en torno a la casa de Cristina Kirchner, y lo acusó de establecer una “zona liberada” en torno al departamento de la Recoleta. La administración de Horacio Rodríguez Larreta también le endilgó violar al autonomía de la Ciudad, la división de poderes, desoncocer que la seguridad es una facultad del Poder Ejecutivo y no del Judicial y darle existencia a un asunto que hasta la fiscalía había dicho que no era válida.

En 64 carillas, el gobierno de la Ciudad se presentó con la pretensión que el propio juzgado revoque la medida que dispuso dejar el comando policial de la zona de la casa de la vicpresidenta en manos de la Policía Federal. Y señaló que, en caso de que el juzgado no haga lugar a su pedido, sea la Cámara de Apelaciones la que revise esa decisión.

Como el Gobierno porteño pidió apartar al juez Gallardo del caso, ese asunto será analizado por la Cámara de Apelaciones, Mientras el caso quedó en manos de un juzgado vacante que esá transitoriamente a cargo de la jueza María Rosa Cilurzo, una magistrada de carrera en la que el Gobierno porteño cifra sus expectativas para obtener una decisión favorable.

En caso de que no se revoque en la misma instancia la sentencia de Gallardo, el Gobierno porteño apeló para que la revisa la Cámara Contencioso de la Ciudad.

“El Gobiero de la Ciudad no discute a cargo de quien se encuentra la protección de la doctora Cristina Fernández. Sea referidas a bienes o a personas, los intereses institucionales del Estado Nacional en el ámbito de la CABA se encuentran ampliamente resguardados, pero bajo ningún concepto ello puede traducirse en una privación al resto de la vecindad de la protección al derecho a la seguridad que mi mandante brinda”, dijo el letrado que firma el escrito, Fernando Conti.

Y agregó que el juez Gallardo pretendió “limitar el ejercicio de las competencias en materia de seguridad que posee este Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, estableciendo una suerte de “zona liberada” alrededor del domicilio de la vicepresidenta”, que según el juez es de jurisdicción federal.

NOTICIA EN DESARROLLO