Citgo puede enfrentar una nueva agitación bajo los cambios políticos de Venezuela

Por Marianna Parraga

HOUSTON, 30 dic (Reuters) - El refinador Citgo Petroleum podría enfrentar cambios en su directorio que llevarían a una revisión de sus planes de inversión, luego de que la Asamblea Nacional opositora de Venezuela votara el viernes por eliminar el gobierno y la presidencia interina de Juan Guaidó y nombrar una comisión para proteger los activos del país en el extranjero.

Citgo, una filial de la estatal petrolera venezolana PDVSA, ha sido dirigida desde 2019 por juntas designadas por un congreso encabezado por Juan Guaidó, a quien Washington ha reconocido como el líder legítimo de Venezuela, y que fue removido del cargo este viernes.

Citgo no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos dijo que la administración del presidente Joe Biden seguirá respaldando al gobierno interino de Venezuela "independientemente de la forma que adopte". No comentó si ese apoyo incluía extender una protección clave a Citgo bajo la nueva estructura.

Aunque en su mayor parte es impotente en casa, donde el gobierno de Nicolás Maduro ejerce control sobre casi todas las instituciones, incluidas las fuerzas de seguridad, el gobierno interino de Guaidó asumía la supervisión de los activos extranjeros y dirigía varias embajadas.

Estados Unidos ha bloqueado hasta ahora los esfuerzos de los acreedores para apoderarse de los activos extranjeros del país sudamericano para recuperar las deudas impagas de Venezuela, incluido el rechazo de los esfuerzos de un juez estadounidense para realizar una subasta de acciones de la matriz estadounidense de Citgo.

LAS ÓRDENES EJECUTIVAS EXPIRAN

Un conjunto de órdenes ejecutivas de Estados Unidos, que vencen en 2023, han impedido que Citgo sea subastado por un tribunal de Delaware y que se vendan acciones para cumplir con sentencias contra Venezuela.

Washington ha advertido a los representantes de la oposición que la pérdida de un claro líder interino podría poner en peligro su apoyo. Otro escenario potencial con la propuesta de la comisión: una nueva batalla judicial sobre la legitimidad de la junta directiva de Citgo. En 2019, Maduro desafió sin éxito a la junta designada por Guaidó. Con el argumento de que Washington sólo reconocía a Guaidó como el líder legítimo de Venezuela, un tribunal federal ratificó en 2020 a los ejecutivos designados por el opositor para dirigir Citgo. Esos ejecutivos han cambiado varias veces en los últimos cuatro años, lo que genera una constante incertidumbre en la gestión. "La institución del gobierno interino debe ser preservada con o sin Guaidó", dijo Horacio Medina, presidente de la junta ad-hoc de PDVSA que supervisa todas las unidades de PDVSA en el exterior, antes de la votación del viernes. "De lo contrario, nuestra posición para defender los activos venezolanos se verá comprometida", agregó. REBOTE DE BENEFICIOS

Después de dos años de pérdidas, Citgo está en camino de obtener una ganancia de 2.500 millones de dólares este año, un repunte en medio de los altos precios del combustible debido a la recuperación económica de Estados Unidos y la escasez mundial causada por la invasión rusa de Ucrania.

Citgo planea usar los ingresos para pagar deuda e invertir en la confiabilidad de sus operaciones. A principios de este año, la mayoría de los partidos de oposición en Venezuela aprobaron un acuerdo para trasladar el poder de los nombramientos de directorios para Citgo y otros activos extranjeros de Venezuela de Guaidó a un nuevo supra consejo asesor. Pero la entidad no se formó de inmediato. Los abogados que asesoran a las juntas de supervisión de Citgo han advertido sobre los desafíos de presentar la nueva estructura de gobierno ante los tribunales estadounidenses. Otros han dicho que los cambios propuestos son simplemente inconstitucionales. "Hay una profunda preocupación entre los abogados y asesores por los cambios propuestos. A partir de ahora, los casos judiciales se nos complicarán aún más", dijo Medina, quien añadió que la nueva estructura también podría provocar la pérdida de embajadas y entidades que defienden y representan a venezolanos y activos de propiedad de Venezuela en varios países.

(Reporte de Marianna Parraga. Editado por Mayela Armas.)