Las citas en vísperas de las elecciones

Valeriya Safronova
·7  min de lectura
En las aplicaciones de citas, los solteros muestran antes que nada sus afiliaciones políticas y valores, y no solo se enfocan en Trump. (John P. Dessereau/The New York Times)
En las aplicaciones de citas, los solteros muestran antes que nada sus afiliaciones políticas y valores, y no solo se enfocan en Trump. (John P. Dessereau/The New York Times)

Rebecca Cibbarelli, de 23 años, se estaba enviando mensajes de texto con un hombre por medio de Hinge, la plataforma de citas, mientras la senadora Kamala Harris y el vicepresidente Mike Pence debatían en la pantalla de su televisor a principios de octubre. Cuando le contó a su cita lo que estaba viendo, él le contestó que no conocía a ninguna de las dos personas del debate ni tampoco sabía para qué puesto político se estaban postulando.

“Llevamos ocho meses de pandemia y hemos visto muchos cambios sociales y políticos”, comentó Cibbarelli, trabajadora de la salud mental en Princeton Junction, Nueva Jersey. “¿Cómo es posible que no te haya interesado todo eso mientras estás encerrado en casa? Yo estaba trabajando 60 horas a la semana, empecé las clases y aun así me mantengo actualizada”. Basta decir que las cosas no funcionaron.

En un año signado por los debates partidistas sobre la pandemia de coronavirus, las protestas generalizadas por el movimiento Black Lives Matter y la elección presidencial, la política ha influido bastante en la vida de los estadounidenses, pues ya no solo afecta a sus familias, escuelas, impuestos y atención médica, sino también a sus hábitos para salir con otras personas.

Algunos solteros desean saber si sus posibles parejas tienen un compromiso cívico aunque sea de nivel básico. Otros consideran que la filosofía política de sus citas es un indicador de compatibilidad.

Algunos solteros expresaron su frustración con las personas que tienden al postureo ético —incluyen frases como Black Lives Matter en sus perfiles para mostrar apoyo a alguna causa—, pero no parecen estar comprometidas con esos problemas más allá de sus biografías.

“Les preguntas si han estado en una manifestación y resulta que no, o dan alguna excusa tonta para justificar no haber asistido”, aseveró Jorge Clavo Abbass, un estudiante de posgrado y profesor de la Universidad Estatal de Ohio de 23 años.

Datos sobre las personas que salen en citas

En una encuesta, la aplicación de citas Bumble reveló que entre los 50 factores que las mujeres evaluaban en una posible pareja, la política ocupaba el noveno lugar (quedó por debajo del hábito de fumar, los planes para formar una familia, los objetivos de vida y la intención de la relación). Aproximadamente entre el 33 y el 35 por ciento de todos los usuarios dijeron que la pandemia y el movimiento Black Lives Matter habían provocado que se preocuparan más por los puntos de vista políticos de su posible pareja, afirmó Jemma Ahmed, jefa de percepción de Bumble.

“Las conversaciones que tenemos ya no se limitan a cómo nos va en el día. Son sobre temas inevitables, como la brutalidad policial”, señaló Ashley Mack, esteticista y consultora de cirugía en Sarasota, Florida, de 27 años.

Mack afirmó que la inacción frente a las protestas de este verano la llevó a poner fin a algunas de sus relaciones platónicas. También se replanteó las cualidades que busca en una pareja potencial. “Soy más consciente de las cosas que puedo tolerar y de las que a mi parecer son inaceptables en una relación”, dijo Mack. “Piénsalo a largo plazo. ¿Qué les inculcaría cierta persona a tus hijos?”.

En OkCupid, un sitio de citas conocido por sus extensos cuestionarios para ayudar a la gente a encontrar parejas potenciales, la política se ha convertido en la categoría más popular. Más de 1,2 millones de personas que usan OkCupid afirmaron que prefieren salir con personas que compartan sus opiniones políticas. Las mujeres fueron más propensas a externarlo que los hombres. Hace poco, la plataforma comenzó a ofrecer a los usuarios una “insignia de votante”, un equivalente digital a la calcomanía de “Yo voté”.

Ideas políticas que arruinan el interés

Richard Schmitz, de 31 años y fundador de una agencia publicitaria, contó que cuando se mudó de Nueva York a Scottsdale, Arizona, fue contactado por una posible pareja en una aplicación. “Tenía una cita con alguien de Hinge que me envió un mensaje de texto que decía: ‘Buenos días, creo que tenemos que poner las cartas sobre la mesa’”. Le dijo que la mayoría de sus ideas eran muy conservadoras, que pensaba votar por el presidente Donald Trump y que, si sus preferencias políticas lo ofendían, era mejor que no se reunieran.

Schmitz se sorprendió gratamente. “En Nueva York, es muy normal y común ver a una chica que tiene la leyenda ‘Si votas por Trump, desliza el dedo a la izquierda. Solo liberales’”, dijo. En Manhattan, descubrió que su lista de contactos era limitada y recurrió a Filter Off, una plataforma que ofrece sesiones de citas rápidas virtuales para personas con intereses específicos como el veganismo, la dieta cetogénica o un partido político. Comentó que, después de batallar en la ciudad de Nueva York, el mensaje de texto que recibió en Scottsdale fue “refrescante”.

Pat Cassidy, de 27 años, quien vive en Nueva York y trabaja en la banca de inversión, ha descubierto que su conservadurismo no es precisamente el factor que con frecuencia arruina el interés de posibles citas, sino el hecho de haber contribuido con la elección del actual presidente. “La pregunta para filtrar candidatos es: ‘¿Votaste por Trump o lo apoyas?’”, explicó.

Cassidy se ve obligado a explicar su postura política, que es de “centroderecha”. “Hace cinco años, no sé si habría intentado explicarme tanto antes del inicio del mandato de Trump”, dijo. “Creo que el clima político, en general, me ha hecho sentir la necesidad de matizar un poco más o ser más táctico respecto a mi postura”.

Recientemente, Jessica Zimmerman, de 42 años y propietaria de un consultorio colectivo de asesoramiento en salud mental, ha estado rechazando a los hombres que no están de acuerdo con ella en ciertos temas, como la separación de los niños migrantes de sus familias en la frontera de los Estados Unidos.

“Soy madre soltera y propietaria de un negocio”, dijo Zimmerman. “Estoy ocupada y mi tiempo es algo sagrado. No iría a una cita con alguien que piensa que es una política que debemos mantener”.

Sus opiniones políticas han hecho que tener citas en Indiana, un estado que Trump ganó fácilmente en 2016, sea todo un reto. “Es probable que pertenezca a la minoría donde vivo”, dijo Zimmerman. “En el pasado eso no afectaba mucho las citas, pero la división y las políticas extremas realmente han puesto los reflectores en la política”.

Buscando afinidades

Janine Owens, de 38 años, quien vive cerca de Filadelfia y trabaja en finanzas, no se niega categóricamente a salir con alguien con base en sus ideas políticas. Aunque es una demócrata afiliada, no siempre está de acuerdo con las políticas del partido. Sin embargo, al principio pregunta si su cita está comprometida con la política local y nacional.

“Antes existían ciertas reglas tácitas para una primera cita”, dijo. “Hace años probablemente no habría sacado el tema. Ahora, en definitiva, se aborda el tema en las primeras semanas de estar saliendo”.

La pandemia, con sus diversas presiones y el debate en torno a su gestión entre republicanos y demócratas, no ha hecho más que agudizar las divisiones políticas existentes.

Para Elly Shariat, una publicista de 38 años que vive en Washington cuyo padre y hermana trabajan en un hospital, el coronavirus ha sido un tema polémico en las citas. “Si hacemos pareja en la aplicación y veo que publicas que vas a asistir a una manifestación en contra del uso de cubrebocas o que estos son dañinos y que dices que hay que reanudar los deportes, eso no solo es incorrecto y, de hecho, inexacto”, dijo Shariat. “Es una señal de que la persona es egoísta. Eso me indica que no pondrás de tu parte en nuestra relación”.

Shariat, quien no tomaba en serio el papel de la política en su vida amorosa antes de 2016, aseguró que ahora inicia su descripción con sus valores en sus perfiles en línea. “He trabajado en el Capitolio”, dice su biografía. “Creo en el movimiento Black Lives Matter. Creo que el COVID-19 es real y, si no estás de acuerdo con alguna de estas ideas, no somos buena pareja”.

No obstante, no tiene intención de ocultar sus opiniones ni de comprometer sus puntos de vista. “No busco a alguien que necesariamente comparta mis creencias”, dijo. “Pero si no estás tomando una actitud activa en contra de las cosas que están mal y no trabajas para lograr que este mundo sea mejor, ni siquiera quiero tomar un trago contigo”.

This article originally appeared in The New York Times.

© 2020 The New York Times Company