Cirujanos en Coahuila extirpan con éxito tumor del tamaño de un melón

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 17 (EL UNIVERSAL).- Cuatro horas permaneció en el quirófano un grupo de especialistas del Hospital General de Zona número 2, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Coahuila, para extraer con éxito un tumor torácico benigno del tamaño de un melón, el cual presionaba el corazón y pulmón del paciente, lo cual provocaba dificultad respiratoria y afectaba el desarrollo de sus actividades cotidianas.

Jonhy Emmanuel Robles Martínez, especialista en cirugía cardiotorácica del HGZ, recordó que en el 2020 -al inicio de la emergencia sanitaria por Covid-19, a Jorge, saltillense de 72 años, se le practicó una tomografía axial computarizada y una placa de Rayos X, cuyo resultado arrojó un fibroma pleural solitario, es decir, un tumor benigno en la membrana que rodea a los pulmones.

"El paciente siempre fue un hombre sano, activo y deportista, así que en principio no aceptó la cirugía y dejó pasar casi un año hasta que la masa creció, invadió la cavidad torácica, comenzó a ejercer presión en el pulmón y corazón y por consecuencia se cansaba y agitaba ante el más mínimo esfuerzo. No podía agacharse, ni caminar mucho y en general, había limitación para el desarrollo de sus actividades normales, así que decidió intervenirse", explicó.

El procedimiento se llevó a cabo el 21 de mayo de este año. Al frente estuvo el especialista Robles Martínez, quien fue apoyado por un oncocirujano, una anestesióloga, médicos residentes e internos.

El experto detalló que se trató de un procedimiento quirúrgico lento y complicado, debido a la cantidad de adherencias formadas y a que había que separar el tumor del pericardio (parte que envuelve al corazón), sin afectar la vena aorta (la más importante del cuerpo).

"A pesar de que se realizó una herida de 18 a 20 centímetros, el espacio era insuficiente para maniobrar y extraer, por lo que fue necesario hacer una fractura controlada de costilla y así logramos sacar la gran masa, de tamaño superior al de un melón o un bebé recién nacido", contó.

Don Jorge permaneció en terapia intensiva tres días, estuvo en piso otros tres, para egresar el 26 de mayo y continuar sus atenciones de manera ambulatoria. Regresará a valoración el siguiente año, debido a que sus condiciones de salud son excelentes.

Tras la intervención el paciente lleva una vida normal y la última semana de octubre fue dado de alta para continuar valoraciones una vez al año. Ha vuelto a realizar deporte, retoma de manera gradual sus actividades y los médicos pronostican que podrá llevar una vida absolutamente normal.

"Como profesionales también somos empáticos y nos parece injusto que una familia deba trasladarse a otra ciudad, con los gastos e incomodidades que conlleva, cuando tenemos aquí en la ciudad los recursos y la capacidad para aliviar a los pacientes", concluyó.

Por su parte, el señor Jorge agradeció a "todos los médicos y el personal que me atendió en el Hospital General de Zona No. 2 son unos ángeles blancos a quienes doy las gracias, pero particularmente al doctor Jonhy, a quien aprecio y admiro porque además es una eminencia".

Afirmó que en el Seguro Social le hicieron el favor de quererlo como en la familia. "Yo les digo que los quiero, respeto, siempre los voy a admirar y los llevaré en mi corazón por esta segunda oportunidad de vida que me han dado".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.