Nuevo cirujano general de Florida de DeSantis cuestiona máscaras, vacunas y otras medidas de la COVID-19

·6  min de lectura

TALLAHASSEE - El gobernador Ron DeSantis nombró el martes a un nuevo cirujano general estatal que ha escrito ensayos cuestionando la seguridad de las vacunas contra la COVID-19, la efectividad de las mascarillas y favoreciendo la hidroxicloroquina, un medicamento promocionado por el expresidente Donald Trump para tratar el virus.

El Dr. Joseph Ladapo dijo que las personas deberían tomar sus propias decisiones sobre la atención médica y se opuso a los mandatos y cierres por la COVID.

“Florida rechazará por completo el miedo”, dijo Ladapo, un profesor asistente de la Facultad de Medicina de la UCLA que recibió su doctorado de la Facultad de Medicina de Harvard, a los periodistas en el Capitolio. “Eso no conduce a buenas decisiones”.

Ladapo dijo que era un firmante de la Great Barrington Declaration , una declaración de un grupo de científicos en octubre de 2020 que pedía inmunidad colectiva a través de infecciones naturales.

“El enfoque más compasivo ... es permitir que aquellos que tienen un riesgo mínimo de muerte vivan sus vidas normalmente para desarrollar inmunidad al virus a través de una infección natural, mientras protegen mejor a aquellos que están en mayor riesgo”, dice la declaración.

Inmediatamente fue criticada por la comunidad científica, incluida una carta abierta a la revista médica The Lancet firmada por más de 80 investigadores que calificó la teoría como “una peligrosa falacia no respaldada por evidencia científica. ... No es factible restringir los brotes no controlados a sectores particulares de la sociedad“.

A pesar de la controversia, DeSantis recibió a los autores de la declaración en dos mesas redondas médicas esta primavera.

La declaración también se escribió antes de que la variante delta aumentara las tasas de mortalidad de los pacientes más jóvenes.

Melissa Levine, directora del Centro de Liderazgo en la Práctica de la Salud Pública de la Universidad del Sur de Florida, dijo que la mayoría de la comunidad científica se oponía a la inmunidad a través de la infección incluso antes del delta.

“No podemos simplemente decir que todos los que son más jóvenes no tienen que preocuparse por la COVID”, dijo Levine. “Hemos visto más muertes ahora en personas más jóvenes porque hemos tenido más enfermedades por las variantes delta. Así que creo que una declaración absoluta [argumentando que] la exposición es el camino a seguir para desarrollar la inmunidad es un poco imprudente“.

Levine, excomisionada de salud del estado de Virginia, dijo: “Una cosa es escribir una declaración o firmarla. Otra cosa es practicar la salud pública“.

“Le deseo lo mejor al nuevo cirujano general del estado”, agregó. “Y sé que verá que tiene una gran responsabilidad. Y espero que escuche a muchas personas que están trabajando en los departamentos en primera línea, que han estado lidiando con la muerte, y no lleguen a conclusiones antes de tiempo, pero realmente entiendan lo que ha estado sucediendo“.

Ladapo también es autor de varios artículos de opinión que cuestionan las vacunas y restan importancia a la eficacia de las máscaras.

En un artículo del Wall Street Journal de junio titulado ¿Son las vacunas de la Covid más riesgosas de lo que anuncian? “, Ladapo escribió: “Algunos científicos han expresado su preocupación de que se han subestimado los riesgos de seguridad de las vacunas Covid-19”. Argumentó que las vacunas contra la COVID podrían atribuirse a un aumento en las muertes en algunos países como Noruega y denunció la “política anti-Trump en la primavera de 2020 [que] se convirtió en censura en las redes sociales”.

Escribió otro artículo de opinión para el Wall Street Journal la semana pasada titulado “Los mandatos de las vacunas no pueden detener la propagación de Covid”. Argumentó que debido a que muchos portadores son asintomáticos, “no es práctico castigar a los adultos que no presentan síntomas. ... Los médicos y los funcionarios de salud pública solían comprender que detener la propagación no suele ser práctico“.

En un artículo de opinión del Wall Street Journal de abril titulado “Una epidemia estadounidense de ‘Covid Mania’”, Ladapo argumentó que la respuesta de EE. UU. al COVID, que ahora ha causado la muerte a 676,000 personas en los EE. UU., incluidos casi 52,000 en Florida, fue una “reacción exagerada” y la enfermedad “nunca representó una amenaza seria para las instituciones sociales y económicas”.

También denunció los requisitos de vacunación en los estados y escribió que “las máscaras no son la panacea que los funcionarios han presentado”.

Las máscaras fueron el tema de otro artículo de opinión en el Wall Street Journal en octubre de 2020, “Las máscaras son una distracción de la realidad pandémica”.

“Los virus se propagan inevitablemente, y las autoridades han sobrevendido las cubiertas faciales como medida preventiva”, decía el subtítulo.

Ladapo también fue coautor de un artículo de opinión del New York Daily News en octubre de 2020 que promocionaba el uso de hidroxicloroquina como tratamiento contra la COVID, haciéndose eco de Trump y DeSantis en ese momento. Un estudio de los Institutos Nacionales de Salud de noviembre, así como muchos otros, ha demostrado que el tratamiento no es eficaz para tratar a pacientes adultos con la COVID.

Tan recientemente como la semana pasada, Ladapo continuó presionando por la droga, escribiendo en el Journal, que “los funcionarios de salud parecen decididos a cerrar el libro”.

Ladapo sucede al excirujano general Scott Rivkees, quien en su mayoría había desaparecido de la escena después de que advirtiera en una sesión informativa de abril de 2020 que los floridanos pueden tener que practicar el distanciamiento social durante más de un año.

Poco después, la entonces asistente de DeSantis, Helen Aguirre Ferre, ahora directora ejecutiva del Partido Republicano de Florida, habló con Rivkees sin micrófono. Rivkees luego abandonó la sesión informativa. Ferre dijo más tarde que su partida se debió a un conflicto de horarios.

Rivkees resultó tener razón en su estimación de cuánto duraría la pandemia. Pero rara vez se le volvió a ver en público hasta su renuncia a principios de este mes.

Ladapo nació en Nigeria y emigró a los EE. UU. con su padre cuando tenía 5 años. Se especializa y ha realizado investigaciones sobre enfermedades cardíacas y recibió subvenciones del Instituto Nacional de Salud.

Rivkees ocupó un puesto en la Universidad de Florida como profesor e investigador mientras era cirujano general. La ley de Florida permite que un trabajador estatal asuma un rol en otra agencia estatal a través de un acuerdo intergubernamental, pero eso solo puede durar dos años. Ese acuerdo expiró el lunes, el último día de Rivkees en el cargo. Rivkees conserva su puesto en la UF.

Ladapo también ocupará un puesto en la UF, pero los detalles sobre el puesto no estuvieron disponibles de inmediato el martes. Normalmente, el líder de una agencia estatal estaría sujeto a la confirmación del Senado para permanecer en el cargo. Pero un jefe de departamento puede permanecer en el puesto sin la aprobación del Senado hasta por dos años, y dado que el puesto simultáneo de Ladapo en la UF significa que solo permanecerá en el cargo por dos años de todos modos, podría hacer que la confirmación del Senado sea un punto discutible.

Rivkees ganó alrededor de $145,000 como cirujano general, pero Ladapo ganará $200,000. El aumento de salario es parte de un aumento salarial para todos los jefes de agencias bajo DeSantis. Los legisladores aprobaron $1.2 millones para aumentar sus salarios este año.

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por los periodistas Gray Rohrer y Steven Lemongello. La traducción al español fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. La puedes contactar a galvarado@orlandosentinel.com .

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.