El escándalo de pedofilia que sacude a Francia: cirujano abusaba de niños y describía sus perversiones en diarios

Por Gerardo Fernández-. Un caso de violación y agresión sexual a cuatro menores por parte de un médico cirujano francés podría convertirse en uno de los escándalos de pedofilia más mediáticos de las últimas décadas en ese país, sobre todo ahora que nuevas denuncias se acaban de incorporar al expediente judicial.

Muñeca sobre un camastro en un hospital abandonado. Foto: Getty.

En marzo pasado, Joël Le Scouarnec, de 68 años, fue presentado ante la sala de lo penal del departamento de Charente-Maritime, en el suroeste francés, y su caso deberá ser juzgado a inicios de 2020.

A pesar de que el galeno residente en la localidad de Jonzac ya ha pasado al retiro, el ministerio público lo acusa de violación a un menor de menos de 15 años, de agresión a otros y de exhibición sexual entre 1989 y 2017, cuando ejerció su profesión en varios centros médicos de Bretaña, Touraine y Charente-Maritime.

Tras haber reconocido parcialmente los hechos, el hombre, que se encuentra detenido desde mayo de 2017, podría permanecer en prisión por unos 20 años.

Esta detención, de acuerdo con un reporte de France Info, se produjo luego de que los padres de una niña de seis años, vecinos además del doctor, cursaran una denuncia. Aparentemente, Le Scouarnec la habría violado en su jardín delante de su hermanito de dos años. A pesar de sus amenazas, la menor se lo contó todo a sus padres.

Horrorizada, la madre empleó una muñeca para que su hija le ilustrara lo que había ocurrido. “Le arruinó su infancia y su vida”, enfatizó la mujer.

“Estoy orgullosa de que haya hablado, que no se quedó con eso adentro —apuntó el padre—. Para mí es una heroína”.

Sin embargo, a pesar de que el caso es suficientemente sólido, la investigación “continúa para identificar y escuchar a otras eventuales víctimas” salidas del entorno cercano o profesional del acusado.

Por el momento la acusación no ha querido dar más detalles sobre la cantidad y la naturaleza de los hechos, pero el diario La Charente Libre sí indica que en algunos casos se trataba de menores que estaban pasando por un proceso de recuperación de la anestesia.

Las confesiones de su diario

Lo que sí se conoce es que unos diarios personales y escritos a mano encontrados en las pesquisas realizadas en el domicilio del acusado podrían demostrar que en realidad cometió entre 200 y 250 actos violatorios y lascivos, los primeros de ellos ocurridos a inicios de los años 90.

Además, fueron hallados objetos sexuales, muñecas, pelucas y fotos desnudas de sí mismo.

Ahora los investigadores trabajan en determinar si lo que aparece en estos cuadernos responde a agresiones sexuales o violaciones que llegaron a producirse, o si se trata de simples descripciones de las fantasías de Le Scouarnec, especialista en cirugía digestiva.

En declaraciones al diario Libération, Thibaut Kurzawa, abogado del detenido, ratificó que “cientos, incluso miles de páginas fueron encontradas”.

“Mi cliente no niega haberlas redactado, pero según él esas descripciones entran en el terreno de lo fantasmal”, concluyó.

Una fuente vinculada con la investigación reveló que en estos diarios aparecen catalogados los niños varones de un lado, y las niñas del otro, siempre con nombres y apellidos, y algunas veces con otro tipo de información adicional.

Buscan identificar más víctimas

El proceso también ha facilitado la identificación de potenciales víctimas, ahora personas adultas, quienes ya comenzaron a interponer sus propias demandas en los últimos meses. Entre estas podría encontrarse hasta una sobrina suya, violada a la edad de cuatro años a inicios de los 90.

Estas personas “se acuerdan perfectamente de lo que sufrieron y de los cual nunca hablaron ya que tuvieron miedo —declaró a la agencia AFP la abogada Francesca Satta, defensora de algunas de estas víctimas—. Pero ellas cuentan lo que está narrado en esos cuadernos”.

“En junio se presentaron nuevas denuncias y otras hace apenas una semana —continuó la letrada—. “Yo fui contactada por algunas familias, víctimas en el norte del país”.

La abogada, quien posee “reproducciones” de las páginas de estos diarios, asegura por otra parte que desconoce la cantidad total de las denuncias presentadas legalmente.

“Uno abre un cuaderno y lo cierra al acto —contó—. Ahí la perversión es enorme”.

“No sé si es cierto todo lo que aparece en esos cuadernos. Hay que ver si lo es o no”, concluyó.

Para Satta, se trata de “un depredador con una inteligencia por encima de la media”.

En paralelo, la asociación de defensa de la infancia “La Voix de l'Enfant” anunció que se presentará en el juicio como parte civil.

Ya en 2005, el doctor Le Scouarnec fue condenado en la localidad de Vannes, en la costa atlántica, por posesión de imágenes pornográficas infantiles.

La asociación también quiere saber si las instancias competentes comunicaron de estos delitos a los establecimientos médicos donde laboró el doctor.