La cirugía robótica con el sistema Da Vinci

·4  min de lectura

La cirugía robótica es un procedimiento quirúrgico en el que mediante trocares o pequeños tubos se introducen los instrumentos evitándose así abrir una herida grande en el paciente. El sistema Da Vinci® incluye instrumental quirúrgico que se coloca en los trocares y son controlados a distancia con el robot; el uso de este sistema permite realizar la cirugía con una mayor precisión.

La cirugía robótica lleva más de 20 años en la medicina, y ha evolucionado durante este tiempo, y poco a poco ha ido incluyéndose en prácticamente todas las especialidades, hasta el punto de que en la actualidad se han realizado casi todos los procedimientos quirúrgicos descritos hasta el momento.

La cirugía robótica con el sistema Da Vinci
La cirugía robótica con el sistema Da Vinci

El uso del robot en la cirugía ha contribuido en que la cirugía sea menos invasiva y por tanto la recuperación del paciente sea mejor y más rápida. Tal vez la especialidad en la que más impacto ha tenido la cirugía robótica es en la urología, ya que el procedimiento más realizado en el mundo con el robot Da Vinci® es la prostatectomía radical, en la que se busca quitar el cáncer de próstata, con las ventajas de menos complicaciones comparado con otras técnicas quirúrgicas, menor sangrado, y los resultados funcionales en los pacientes como son las erecciones y la ausencia de fugas urinarias son mejores, de esta manera la cirugía robótica contribuye a la mejoría de la calidad de vida de los pacientes y tiempo de recuperación.

Te puede interesar: Dispositivos electrónicos detonaron problemas visuales y daños oculares

Otro procedimiento en el que se utiliza el robot Da Vinci® es en el tratamiento del cáncer de riñón, en el que hace años el único tratamiento consistía en quitar todo el riñón, actualmente con el sistema robótico se realiza por vía laparoscópica que evita abrir al paciente y a través de pequeñas incisiones se realiza una nefrectomía parcial, procedimiento en el que solamente se quita el cáncer y se conserva el resto del riñón sano, de esta manera el paciente mantiene el tejido sano y se previene el desarrollo a largo plazo de insuficiencia renal, que acaba llevando al paciente a diálisis o muerte por falla renal; que eran causas frecuentes de complicaciones en los pacientes tratados por cáncer renal.

Además, una de las grandes ventajas de la cirugía robótica es menos dolor, más rápida recuperación y reintegración a sus actividades diarias. La nefrectomía parcial robot asistida es una cirugía que ejemplifica como ha cambiado la medicina, pero involucra avances en poder reconocer en donde está el cáncer, cortar el riñón sin provocar un sangrado importante y poder reconstruir lo que se cortó, con la complejidad agregada de realizarlo todo en poco tiempo, para evitar daño del riñón que se va a conservar; que comparado con la tradicional nefrectomía radical que era la cirugía que se hacía antes de quitar el riñón completo, dejando al paciente con un solo riñón y más riesgo de insuficiencia renal, es un gran avance en la curación del cáncer renal sin afectar la calidad de vida del paciente y permitiendo que se recupere mejor y más pronto.

Lee también: Obesidad, un estigma para mujeres y hombres: Upaep

La cirugía robótica con el sistema da Vinci® implica el uso de un sistema esclavo, es decir un robot que va a repetir los movimientos que el cirujano realiza en una consola, que consiste en una plataforma con visión en tercera dimensión asociado a un control que permiten que con simples movimientos de las manos se traduzcan en los mismos movimientos del instrumental mediante un complejo sistema de poleas llamado Endowrist®, y estos instrumentos incluyen desde sujetadores hasta tijeras y recientemente también el uso de pinzas diseñadas para coagular y cortar tejidos con el mismo instrumento, disminuyendo el sangrado y tiempo durante la cirugía.

La cirugía robótica con el sistema Da Vinci
La cirugía robótica con el sistema Da Vinci

Todos estos componentes del sistema Da Vinci® permiten que los cirujanos puedan realizar procedimientos muy complicados con seguridad, con la ventaja de ser menos invasivo, menos dolorosos y con una recuperación más rápida que permite al paciente integrarse más pronto a sus actividades diarias. Agregado a estas ventajas se agrega menor sangrado, tiempos quirúrgicos similares a la cirugía abierta y mejor calidad en las reconstrucciones durante los procedimientos quirúrgicos complejos.

El objetivo de utilizar robots como el sistema Da Vinci® es que los cirujanos puedan realizar cirugías complicadas, las cuales por vía laparoscópica serían difíciles, en procedimientos más fáciles, realizando cirugías menos invasivas, más complejas y con mayor seguridad, con la ventaja para los pacientes de mejores resultados y pronta recuperación.

Carlos Arroyo Kuribreña

* Urólogo, doctor en Biomedicina Molecular, Numerario de la Academia Mexicana de Cirugía

*BC *JR

Con información de Diario Puntual

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.