Tras cirugía de mi bebé, abrazarla le salvó la vida: mamá británica

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 11 (EL UNIVERSAL).- Amy Dutton, de 33 años, entró en trabajo de parto prematuro cuando los médicos intentaron separar a sus mellizas. Sufrían del síndrome de transfusión, en el que un bebé recibe todos los nutrientes.

Los médicos del St George's Hospital en Tooting, al sur de Londres, creían que el procedimiento, una ablación endoscópica con láser, había ido bien, pero Amy comenzó a sangrar mucho y necesitó tres transfusiones. Ella dijo: "Perdimos los latidos del corazón de Dotty, luego, unas horas más tarde, había perdido tanta sangre... y me puse de parto a las 23 semanas más cuatro días".

Una larga espera

Cuando su bebé Elsie nació el 2 de diciembre de 2021, los médicos advirtieron a Amy y a su esposo Scott, de 34 años, que era posible que no sobreviviera. The Sun reportó que la mujer pudo sostener a su hija recién nacida durante sólo 30 segundos antes de que la llevaran a una incubadora. Y con 10 días de edad, Elsie tuvo una cirugía para reparar un orificio en el intestino. Incluso si todo salía bien, la bebé aún estaría en riesgo de infección mientras se recuperaba. Amy dijo: "No teníamos idea de cuánto tiempo tomaría porque no sabrían cuánto de su intestino había sobrevivido hasta que la abrieron.

"Tuvimos que esperar tres horas. Fueron las tres horas más largas de mi vida. Estábamos constantemente mirando el reloj (...) Tuvimos un gran alivio cuando la volvimos a ver. El cirujano dijo que le fue increíblemente". "Poder abrazarla significó mucho" Después de un mes en la incubadora, los médicos sugirieron que Amy abrazara a su bebé, piel con piel, durante unas tres o cuatro horas al día.

Este método, conocido como canguro, ayuda a los bebés prematuros a adaptarse a la vida fuera del útero, los protege de infecciones e incluso reduce su tiempo en el hospital, recordó el medio. Lee también: Hace búsqueda internacional de su novio desaparecido; lo encuentra casado y con hijos La Organización Mundial de la Salud (OMS) respalda el método, que implica el contacto piel con piel entre la madre y el bebé. Puede reducir la mortalidad en bebés hospitalizados hasta en un 40 %, según un ensayo clínico publicado en el New England Journal of Medicine.

"Tener que esperar tanto para abrazarla fue realmente difícil, así que cuando lo hice significó mucho", dijo Amy. “Es una locura pensar que yo abrazándola estaba teniendo tanto impacto, le salvó la vida (...) También fue bueno para mí, porque poder abrazarla también me ayudó a reducir mis niveles de estrés". El doctor Sijo Francis, del St George's Hospital, dijo: "Cuando los bebés como Elsie nacen prematuramente, la intervención clínica es clave, pero la participación de los padres también tiene un efecto muy positivo. "Cuando las madres sostienen a sus bebés en sus brazos durante mucho tiempo, se reduce el estrés tanto para la madre como para el bebé y vemos mejores resultados a corto y largo plazo".

"Somos increíblemente afortunados"

El mes pasado, los médicos dijeron que Elsie finalmente estaba lo suficientemente fuerte como para irse a casa, a Barnsley, South Yorks. Ahí, finalmente pudo disfrutar de muchos abrazos con Amy y Scott, y su hermano Charlie, de siete años, indicó el medio The Sun. "Justo antes de que nos fuéramos, nuestro médico me dijo que Elsie era el primer bebé que ella intubaba que había sobrevivido. Pensar que ella superó eso y salió sin problemas... somos tan increíblemente afortunados. "Tenerla a ella y a Charlie juntos es muy especial. Ella está realmente prosperando". Después de cuatro meses en St George's y uno en Barnsley Hospital, Amy pudo traer a Elsie a casa.

"Perder a Dotty fue realmente difícil"

Amy también recordó que "perder a Dotty fue realmente difícil. “Debido a que fue antes de las 24 semanas, nunca pude registrarla como mortinata… fue clasificada como aborto espontáneo. Eso significaba que tampoco podía poner en el certificado de nacimiento de Elsie que era gemela". "Logramos obtener un certificado conmemorativo para ella y sus cenizas, lo que fue de gran ayuda para el proceso de duelo. Su funeral fue pagado por la organización benéfica First Touch. Fue un día muy importante para nosotros”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.