La circulación comunitaria de la variante delta será inevitable: ¿cuándo podría dispararse la tercera ola?

El avance de la campaña de vacunación y la mayor cantidad de personas con dos dosis, la clave para contener el impacto de la variante delta
Hernán Zenteno

Desde el último pico de casos de coronavirus, entre fines de mayo y principio de junio, la curva de nuevos contagiados diarios en la Argentina muestra un descenso permanente. Salvo algunos saltos esporádicos antes de comenzar agosto, el promedio semanal fue bajando hasta llegar a los casi 8500 actuales, un cuarto de los que ocurría mesas atrás cuando se transitaba el peor momento de la pandemia.

Aunque el horizonte aparece prometedor aún preocupa la variante delta, que llegó al país hace un tiempo y todavía se encuentra contenida, entre otras causas, por las medidas que están siendo implementadas, como la del aislamiento de las personas que llegan del exterior y la restricción del arribo de pasajeros.

Coronavirus: cuáles son los primeros siete distritos en los que la Provincia de Buenos Aires saldrá a vacunar casa por casa

Pero hoy, el ministro de Salud de la ciudad, Fernán Quirós, envió un mensaje de alerta. “Sabemos que la variante delta está muy cerca de lograr la circulación comunitaria que es progresiva. Tiene unas primeras semanas que va ascendiendo en cantidad de casos y para la cuarta, quinta y sexta semana empieza a ser la variante predominante. Allí es adonde es capaz de provocar un poco más de contagios e incluso una tercera ola”, dijo el funcionario esta mañana.

Ante esta evaluación del Ministerio de Salud porteño, ¿es posible determinar cuándo llegará el brote más explosivo de la variante delta? “De ahora en más estamos más cerca de tener un rebrote por la variante delta porque sigue llegando gente del exterior con el virus, que es muy contagioso y entró hace tres meses. Posiblemente las otras variantes impidieron, por competencia zoológica, que empiece a circular la delta, pero ya es altamente probable que circule en forma comunitaria”, analizó el doctor Luis Camera, secretario de la Sociedad Argentina de Medicina.

Vacunados en la Argentina

Según explicó el médico, en la medida que se siga postergando el ingreso de personas desde el exterior y controlando el aislamiento obligatorio habrá más tiempo para retrasar un nuevo pico de casos. La circulación comunitaria no implica que la situación se considere grave ya que eso dependerá de la cantidad de casos que se acumulen a diario y el impacto que tendría la nueva variante en la población susceptible a contraer el virus.

Delta es probable que en tres o cuatro semanas comience a desplazar a otras variantes. El problema es que estamos con una cantidad de casos elevada como para partir de una base. Todavía es grande porque tenemos un sistema de salud bastante frágil”, anticipó el infectólogo Ricardo Teijeiro. “Es muy probable que se incremente en las próximas semanas dependiendo de la cantidad susceptible que tengamos, o sea, los no vacunados, los que solo tienen una sola dosis y aquellos que no tuvieron la enfermedad”, agregó.

La evolución de la vacunación

Según su percepción, el escenario del eventual rebrote se trasladaría a septiembre, lo que coincide con la apreciación de Quirós. “Sabemos que ocurrirá, probablemente para fines de agosto, septiembre o principios de octubre. Esa es la ventana de tiempo. No podemos evitar la circulación de la variante delta”, había dicho el ministro esta mañana.

“Ocurrió en otros países, Reino Unido, por ejemplo, donde después de la aparición de la delta en tres o cuatro semanas se fue reemplazando el resto de las variantes. Habrá una demanda sanitaria importante porque es más contagioso, pero no más grave. En todos los países que estaban bien vacunados no hubo un incremento de mortalidad”, soltó Teijeiro.

En sitios puntuales del país, cómo Córdoba, la variante delta causó un brote a raíz de un hombre de 62 años proveniente de Perú que no llegó a la provincia contagiado, no se aisló y provocó un brote en el distrito. Hasta ayer se habían detectado más de 40 infectados a causa del caso cero que se encuentra internado desde el 31 de julio en grave estado.

Casos diarios en todo el país

“Hemos tenido casos de conglomerados, en Córdoba, por ejemplo, llamados cluster, donde se enfermó gente que no viajó al exterior. Cuando pasa esto, en general, la cepa empieza a circular en forma comunitaria. A partir de los conglomerados en tres o cuatro semanas la variante empieza a ser comunitaria”, analizó el infectólogo Eduardo López. “Creo que no circulará en forma homogénea en todo el país, sino donde haya conglomerados. Es una variante que circula menos en los lugares con menor densidad poblacional y lo hace en ciudades con mayor densidad y menos vacunados”, agregó.

El especialista explicó que cuando hay circulación comunitaria de una variante con alta transmisibilidad, como la delta, aumenta la internación especialmente en áreas donde hay baja vacunación con dos dosis. “La variante no aumenta la mortalidad, eso parece, aunque elude el sistema inmune por lo cual se necesita mayor cantidad de anticuerpos. Se inicia una carrera para lograr la mayor cantidad de individuos con dos dosis. Si delta entra ahora, el número de casos aumenta seguro”, pronosticó López.

En el mismo sentido opinó Camera: “Los brotes en los países que no están bien vacunados, es decir, con dos dosis, no tienen la letalidad de los que no están vacunados. Se genera una competencia entre la vacunación y la circulación del virus. No sé quién llegará antes, quizás en los próximos dos meses haya un rebrote, pero dependerá de la cantidad de vacunados”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.