Anuncios

Circula video de Kate Middleton cantado a capela como profesional

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 2 (EL UNIVERSAL).- En un giro inesperado que ha dejado a muchos sorprendidos, Kate Middleton, la siempre elegante y apacible princesa de Gales, ha demostrado que sus habilidades no se limitan a su papel en la familia real británica. Durante sus actuales vacaciones de verano, un video que data de más de tres décadas ha recorrido el mundo y ha capturado la atención de las redes sociales. En este clip, Kate se desenvuelve a la perfección como una profesional mientras canta a capela, revelando una faceta artística que pocos habían imaginado.

Si bien hemos tenido la oportunidad de escuchar a Kate cantar en eventos oficiales, interpretando el God Save the Queen o el himno nacional del Reino Unido, este video ofrece una visión completamente nueva de su talento vocal. Las imágenes provienen de la época en que protagonizó el musical "My Fair Lady" en 1993, donde entona con gracia y destreza la icónica canción "Wouldn't it be Loverly". Este canto magistral se une a una larga lista de habilidades de la duquesa, quien ya ha demostrado su maestría en el piano y su destreza en el tenis.

Aunque la Casa Real aún no ha realizado ninguna declaración oficial sobre este video, su viralización ha generado un revuelo de entusiasmo y admiración en las redes sociales. Muestra a Kate Middleton en un rol completamente diferente al que el público está acostumbrado al cantar, añadiendo una dimensión más humana y cercana a su imagen pública.

En medio de sus merecidas vacaciones, Kate Middleton y el príncipe Guillermo han dejado atrás la agitada agenda real para relajarse en destinos de ensueño. Según informaciones no confirmadas, habrían elegido Villa Antilles, una lujosa residencia en la isla caribeña de Mustique. Este paraíso ofrece a la pareja y sus hijos mayores, George y Charlotte, la oportunidad de disfrutar de un entorno exclusivo con todas las comodidades imaginables.

A medida que el verano avanza, es probable que los duques de Cambridge continúen su retiro en otros lugares, como Balmoral y Anmer Hall, completando su repertorio de destinos idílicos y posiblemente teniendo más oportunidades para cantar. Sin duda, esta pausa bien merecida les permitirá recargar energías después de un año lleno de desafíos, como la triste pérdida de la reina Isabel II.