Un circo de cuatro pistas llamado Premios Oscar

·2  min de lectura

Mario P. Székely, corresponsal

HOLLYWOOD, EU, abril 24 (EL UNIVERSAL).- Celebrar a Oscar entre cuatro paredes jamás fue idea de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, que colocó su entrega de premios el domingo 25 de abril, para contar con la mayor movilidad entre homenajeados y presentadores, más equipo de producción, aun en tiempos de pandemia.

Contando con producción del ganador del Oscar, Steven Soderbergh (Erin Brockovich, "La gran estafa"), la Academia hará todo lo posible para que el protagonista no sea el Covid-19, sino cada uno de los nominados y ganadores a la estatuilla dorada, en un evento que celebra su 93 edición.

La cadena ABC en Estados Unidos, responsable de la transmisión, ha hecho mancuerna con la Academia para volver el evento televisivo en vivo, un circo de cuatro pistas. Cámaras y presentadores habrá en el tradicional Teatro Dolby en Hollywood, mientras que se ha rentado la instalación de Union Station, estación del tren legendaria del centro de Los Ángeles. Vía satélite, también se enlazarán un par de mini sedes en Londres y París, para aquellos nominados que no pudieron volar a América por las medidas sanitarias.

Confirmados están como presentadores los actores ganadores de la emisión 92, Laura Dern, Renée Zellweger, Brad Pitt y Joaquin Phoenix. Mientras que celebridades que apelan a distintas generaciones, como Harrison Ford, Angela Bassett, Reese Witherspoon, Regina King, Rita Moreno, Riz Ahmed, Halle Berry y Zendaya presentarán alguna de las 23 categorías, que abarca un año con varias producciones estrenadas en plataformas streaming como Netflix y Amazon Prime. Otras tantas, con proyecciones limitadas en cines.

Como es costumbre, el Oscar también será acompañado por música, siendo convocados Molly Sandén, Leslie Odom Jr., H.E.R., Celeste y Laura Pausini, quien desde el anuncio de su nominación encendió las redes con su reacción desbordada de alegría en la sala de su casa. La intérprete del tema "Lo sì" de la película "La vida ante sí", ya está instalada en Los Ángeles siguiendo un rigoroso encierro, monitoreado por la Academia.

Los mexicanos nominados a Mejor Sonido por "Sound of Metal", Michelle Couttolenc, Jaime Baksht y Carlos Cortés, al igual que decenas de nominados, se encuentran en un hotel céntrico de Los Ángeles, también con la consigna de recibir tres pruebas de Covid, incluyendo una la mañana de la ceremonia.

Soderbergh anunció que buscará que la entrega sea lo más similar a una película, transportándonos a distintas locaciones. A manera de una proyección tradicional, habrá cortos de cintas por venir como "West Side Story" de Steven Spielberg, "In the Heights" de Lin-Manuel Miranda.

La cabina de venta de boletos de Union Station en que se filmaron aquellas cintas blanco y negro de gángsters y aventureros californianos, será uno de los sitios donde los reflectores apuntarán a las caras del Oscar.