La cineasta oaxaqueña Itandehui Jansen filma en Escocia Itu ninu

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 10 (EL UNIVERSAL).- La historia se sitúa en el año 2080 en una ciudad inteligente en la que cualquier movimiento es vigilado. El oxígeno ya no es tan puro, así que las casas lo generan de manera artificial.

En ella están Ángel y Sofía, dos migrantes mexicanos —él dedicado al cultivo y ella al reciclaje en una fábrica—, quienes utilizan el mixteco para pasar desapercibidos.

Esto es parte de lo que se verá en "Itu ninu", palabras que en español significarían "sembradíos que están en lo alto", película que filmándose ahora en Escocia bajo la dirección de la oaxaqueña Itandehui Jansen.

"Los dos personajes inician una amistad y en la historia se escriben cartas a la manera antigua y con una lengua que pocos conocen, para evitar que otros las puedan leer y evitar el control, porque en ese tiempo todos saben de todos. Armando (el actor y esposo) es mixteco, es hablante y es quien escribe las cartas y sirve de coach a Alejandra para pronunciarlo", detalla Itandehui.

"Me interesa hacer un cine comprometido con comunidades indígenas, mi madre es mixteca, aunque mi padre holandés. Durante esta pandemia la pregunta que tenía era cómo hacer una película mixteca, mía, si no puedo viajar, y así comenzó todo".

Los protagónicos de esta producción en rodaje están a cargo de Alejandra Herrera ("ROMA" y "La diosa del asfalto") y el escritor y hablante mixteco Armando Bautista García (Antología de letras, dramaturgia, guión cinematográfico y lenguas indígenas).

La realizadora subraya que el filme estará hablado en un 50% en lengua originaria.

De acuerdo con el último reporte del Censo de Población y Vivienda del INEGI, en México existe cerca de medio millón de hablantes de alguna variedad de mixteco.

"Itu ninu" está siendo, también, una producción con enfoque ambientalista, por lo que las escenas se realizan con luz natural y en los demás recursos se privilegia al reciclaje, como ropa de segunda mano; esto con la idea de no generar basura u otro contaminante.

La idea le vino después de su participación en el proyecto de investigación "Materiales Sostenibles en las Industrias Creativas del Consejo de Investigación en Artes y Humanidades", en Reino Unido.

"Para no contribuir con la contaminación que produce la industria estamos reutilizando cosas. Por ejemplo, un alumno me prestó su departamento, filmamos en un bar, de pronto vemos un lugar, qué tan luminoso es y así filmamos", cuenta la realizadora.

"Dio la casualidad de que Alejandra estaba en Francia y le dijimos que si podía venir y bueno, si era avión, pero sólo el de ella, porque Armando y yo vivimos aquí, en el barrio".

Con el apoyo de herramientas como We are Albert, el equipo realiza cálculos de la huella de carbono que va generando. "Estamos trabajando con lentes vintage y la mayoría de las ubicaciones están cerca del barrio. Conseguimos trajes y accesorios de tiendas de caridad y la intención es donar y reciclar todos los materiales de accesorios y disfraces una vez que terminemos de filmar".

El largometraje es la segunda ficción de Itandehui, luego de realizar hace cuatro años "Tiempo de lluvia", con Harold Torres, Noé Hernández, Ángeles Cruz y la misma Herrera, película ganadora en el Oaxaca Film Festival y de Mejor Película Indígena en el Red Nation Film Festival.

La oaxaqueña estudió cine en Holanda; fue parte del Talent Campus de Berlín, que reconoce a jóvenes valores en distintas áreas fílmicas y ahora es profesora en Edimburgo desde hace un sexenio.

"La pregunta era si podría hacer algo sin salir de Edimburgo, tal vez ni saliendo del barrio y una escaleta en donde está la historia en términos generales, pero siempre queriendo encontrar libertad y sí", comenta orgullosa.

Indica que prevé aplicar un fondo escocés para películas realizadas por mujeres y descarta hacer lo mismo en México, con apoyos a proyectos de cineastas indígenas.

"Por el momento no hay fondos, lo estamos costeando nosotros, yo soy la única miembro del crew, con una cámara que ya teníamos", detalla la cineasta.