Cinco momentos que marcan la presidencia de Trump

Por DARLENE SUPERVILLE y CATHERINE LUCEY

WASHINGTON (AP) — Donald Trump prometió estremecer Washington y en sus primeros 100 días de gobierno sin duda lo ha hecho.

Entre su fijación con el tamaño de la multitud que asistió a su juramentación, sus tuits denunciando que su predecesor lo había espiado y su fallida reforma al sistema de salud, la luna de miel de Trump difícilmente pueda ser descrita como un momento feliz.

Si hubo algo positivo, fue la confirmación de Neil Gorsuch como juez de la Corte Suprema. Pero tuvo que pagar un precio bastante alto.

A continuación cinco momentos especiales de los primeros 100 días del gobierno de Trump:

LA MULTITUD DE LA JURAMENTACIÓN

En lugar de disfrutar de toda la pompa y ceremonia de la ocasión, Trump pasó buena parte de su primer día en el cargo quejándose de lo que describió como informaciones injustas del tamaño de la multitud que acudió a su juramentación.

Demostrando su disposición a enfrascarse en peleas menores, Trump usó una visita a la sede de la CIA, supuestamente para limar tensiones, para despotricar contra los medios de prensa por la forma en que informaron sobre el tamaño de la multitud.

Más tarde ese mismo día, el vocero de la Casa Blanca Sean Spicer la emprendió furiosamente contra los medios de prensa e hizo varias afirmaciones que luego se comprobó eran falsas.

En el mismo primer día de su presidencia quedó claro que Trump iba a comportarse como presidente de la misma manera que lo hizo como candidato: obsesionado con pequeñas cosas, cuestionando cualquier afirmación que no le gusta y, por momentos, inventando sus propios hechos.

 

TUIT SOBRE UN SUPUESTO ESPIONAJE

El 4 de marzo el presidente Donald Trump escribió en Twitter: “Acabo de enterarme de que su predecesor Barack Obama interceptó mis comunicaciones en la Trump Tower poco antes de la victoria” electoral.

Trump tiró esa bomba en medio del revuelo en torno a versiones de que allegados suyos tenían lazos con Rusia. Su tuit no hizo sin aumentar el furor.

Un vocero del ex presidente Obama negó la acusación. Y el director del FBI James Comey y funcionarios legislativos y de los servicios de inteligencia dijeron que la denuncia no es cierta.

Posteriormente Trump dijo que su intención nunca fue acusar a Obama directamente.

Para complicar más las cosas, el presidente de la comisión de inteligencia de la cámara baja Devin Nunes informó que había visto informes de inteligencia que indicaban que las comunicaciones de los colaboradores de Trump eran interceptadas como parte de la rutina de los servicios de inteligencia y que es posible que se hayan revelado indebidamente las identidades de algunos de ellos. Nunes admitió posteriormente que había visto los informes en la Casa Blanca.

Nunes se marginó de la investigación que hace la comisión de la interferencia rusa con las elecciones presidenciales en respuesta a cuestionamientos éticos de su manejo de información confidencial.

INMIGRACIÓN

Los primeros días del gobierno de Trump estuvieron marcados por sus esfuerzos para restringir la inmigración.

Una semana después de asumir, firmó un decreto presidencial restringiendo por 120 días la llegada de refugiados y por 90 días el ingreso de visitantes de siete países mayormente musulmanes por considerarlos un peligro para Estados Unidos.

La medida, que tomó por sorpresa incluso a sus propios correligionarios, desató un caos en aeropuertos de todo el mundo en los que las personas afectadas eran detenidas o demoradas, incluidas muchas que residían legalmente en Estados Unidos.

La orden fue objeto de varias demandas y fue bloqueada por un juez federal del estado de Washington.

Trump presentó una nueva versión, que abarcaba a seis países, y nuevamente jueces federales dejaron sin efecto la mayor parte del decreto.

Si bien las restricciones no han entrado en vigor por ahora, Trump dejó en claro que se propone cumplir sus promesas de tono nacionalista.

PLAN DE SALUD

Después de comprometerse a anular y reemplazar en forma expeditiva el plan de salud de Obama, la Casa Blanca y los líderes republicanos de la cámara baja no lograron los votos necesarios para aprobar un proyecto que el líder de la Cámara de Representantes Paul Ryan había anunciado con bombos y platillos.

Fue la primera iniciativa legislativa grande de Trump y resultó tremendo fiasco.

Trump, quien se postuló como un maestro en el arte de la negociación, dio un ultimátum a los legisladores, sin hacerlos cambiar de posición, y no logró conciliar las distintas visiones dentro de su propio Partido Republicano.

Trump ha dicho que insistirá con el proyecto, aunque admitió que no será fácil sacarlo adelante.

“AHORA TENGO RESPONSABILIDADES”

Un ataque con armas químicas que mató a numerosos civiles sirios, incluidos muchos niños, parece haber hecho que Trump comprendiese el peso que conlleva su condición de líder de la nación más poderosa del mundo.

“Ahora soy responsable” de lo que sucede, afirmó en una conferencia de prensa. “Asumiré esa responsabilidad y la cumpliré orgullosamente, de eso no tengan duda”, agregó.

Indicó que las imágenes de “niños inocentes, bebés inocentes” atacados con gases “es algo que se pasa de la raya” y lo estaba haciendo reconsiderar sus políticas hacia Siria.

Pocos días después Trump lanzó una cantidad de misiles tomahawk contra la base aérea siria desde donde Estados Unidos cree que partió el ataque.

GORSUCH A LA CORTE SUPREMA

Neil Gorsuch es tal vez el mayor logro de Trump en sus primeros 100 días.

Su confirmación constituyó una victoria en las ramas legislativa y judicial y se hará sentir por mucho tiempo.

Gorsuch tiene solo 49 años y probablemente más de tres décadas por delante en las que servirá en ese puesto vitalicio y reforzará el bloque conservador, que tiene ventaja de 5-4 en ese órgano.

El triunfo costó caro. El líder de la mayoría del Senado Mitch McConnel apeló a la “opción nuclear”, cambiando las reglas sobre las confirmaciones para poder sacar adelante el nombramiento. De ahora en adelante basta una minoría simple y no el apoyo de al menos 60 de los 100 senadores. Gorsuch fue confirmado con una votación 54-45.

“Siempre oí decir que la confirmación de un juez de la Corte Suprema es lo más grande que puede hacer un presidente”, dijo luego Trump. “No nos olvidemos, puede estar allí 40 años”.

___

Darlene Superville y Catherine Lucey están en http://www.twitter.com/dsupervilleap y http://www.twitter.com/catherine_lucey