Cinco claves para entender la castración química de agresores sexuales de niños

LIMA, PERU - 2018/02/08: Women asking for chemical castration when thousands marched through the streets of Lima, towards the courthouse, to demand greater protection for children and more drastic sanctions against rapists. (Photo by Fotoholica Press/LightRocket via Getty Images)
Un grupo de mujeres solicitaron la castración química en Perú durante una marcha que pedía a las autoridades una mayor protección a los niños y sanciones más severas contra los violadores (Foto Fotoholica Press/LightRocket via Getty Images)

Las cifras de los niños abusados sexualmente son alarmantes. Las investigaciones en los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos señalan que una de cada 4 niñas y uno de cada 6 niños son abusados sexualmente antes de cumplir los 18 años.

La reacción de siete estados para proteger a la infancia ha sido contundente: los condenados por abusar sexualmente a menores de 13 años tienen que ser castrados para ser elegibles a la libertad condicional.

Pero no se trata de extirpar los testículos durante una cirugía. Se trata de una castración química mediante un tratamiento que comienza un mes antes de la liberación del solicitante y termina cuando un juez considere que no representa un peligro para la juventud.

Los que apoyan la medida creen que evitarán que los pederastas vuelvan a delinquir al inhibir su impulso sexual. Los que se oponen consideran que la nueva ley decretada el 10 de junio en Alabama viola la Octava Enmienda de la Constitución que prohíbe los castigos crueles e inusuales. La medida ya había sido adoptada por California, Florida, Georgia, Luisiana, Montana y Oregon.

1. Castrar a un hombre con pastillas anticonceptivas

El fármaco más utilizado para la castración química es el acetato de medroxiprogesterona, una inyección que se usa como anticonceptivo y tratamiento para la menopausia en las mujeres. Pero cuando se usa en hombres, inhibe la producción de testosterona, que es la hormona producida por los testículos, determina el deseo sexual y la apariencia física del sexo masculino.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Además de producir espermatozoides para la reproducción, la testosterona es la responsable de las erecciones del pene, mantiene los músculos y huesos saludables y eleva el nivel de energía.

Al recibir la inyección del químico comercializado como Depo-Provera, los testículos del pederasta dejan de producir testosterona y sus erecciones y su impulso sexual disminuirán.

Pero también es posible que sufra una serie de efectos secundarios como la ginecomastia, afección que hincha el tejido de las glándulas mamarias y aumenta el tamaño de los pechos de los hombres.

Los hombres castrados químicamente también pierden masa muscular, ganan grasa y se les debilitan los huesos. Si el tratamiento se mantiene a largo plazo, pueden desarrollar enfermedades cardiovasculares y osteoporosis.

2. ¿El impulso pederasta parte de los testículos o de la mente?

Las leyes que imponen la castración química a pederastas muestran la incomprensión de la dinámica de los asaltos de naturaleza sexual, que tienen menos que ver con el deseo sexual y más con la dominación y el control, dijo a la revista Rolling Stone, Dillon Nettles , analista de políticas públicas del American Civil Liberties Union (ACLU).

"El asalto sexual está basado en el poder. No tiene que ver con el placer ni la gratificación", dijo Nettles a la publicación.

Para el experto, el hecho de que Alabama crea que la castración química impedirá que un hombre vuelva a abusar de un niño menor de 13 años no solamente subestima lo que saben sobre los abusos sexuales sino que también subestima lo que Alabama está haciendo al sistema judicial, al reintroducirlos a la sociedad cuando ellos crean que cumplieron las condiciones de su libertad condicional.

3. La oscura historia europea

Los violadores y pederastas no son los únicos hombres que se han enfrentado a la posibilidad de ser castrados químicamente. En Gran Bretaña, cientos de hombres fueron condenados a este tratamiento para intentar impedir su homosexualidad, que fue considerada un delito hasta 1967.

MANCHESTER, ENGLAND - FEBRUARY 01:  A statue of Alan Turing sits in Sackville Park in Manchester's Gay Village on February 1, 2017 in Manchester, England. Tens of thousands of people criminally convicted of homosexuality have been pardoned under the law known informally as the 'Alan Turing Law', the Sexual Offences Pardons Bill 2016-17. Alan Turing was a pioneering English computer scientist and mathematician whose ground-breaking work is thought to have brought WWII to an end four years early. Turing was sentenced to chemical castration after he admitted to 'acts of gross indecency' in 1952. He was found dead from cyanide poisoning in 1954 with a half-eaten apple by his side. An inquiry concluded that it was suicide.  (Photo by Christopher Furlong/Getty Images)
Estatua Alan Turing en el Parque Sackville, de Villa Gay de Manchester, Inglaterra. Turing fue sentenciado a la castración química cuando admitió "actos indecentes" en 1952. (Foto Christopher Furlong/Getty Images)

Uno de los casos más recordados fue el de Alan Turing, un matemático y descifrador de códigos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial que fue arrestado, enjuiciado y castrado químicamente en cumplimiento con las leyes británicas de la época.

Turing se suicidó poco después de comenzar el tratamiento. Fue perdonado por la reina Isabel II en 2013 luego de una inmensa presión pública por limpiar el nombre del científico en computación que fue clave en la lucha de las fuerzas aliadas al comprender los códigos usados por los Nazis.

4. Castración voluntaria vs obligatoria

La castración química propuesta en Estados Unidos es obligatoria si el condenado desea salir en libertad condicional.

En Australia, Francia, Gran Bretaña y Colombia la castración química es voluntaria, al igual que en España, que se usa desde 2010 como un procedimiento voluntario, reversible y pasajero, que debe ser supervisado por un psiquiatra.

Sin embargo, los condenados no necesariamente se sienten atraídos a la medida. En 2012, las autoridades penitenciarias catalanas informaron que ningún convicto por agresiones sexuales se había apuntado voluntariamente durante los primeros dos años del programa.

El primero en someterse a la castración química voluntaria fue Alejandro Martínez Singul, un violador reincidente que aún parece no estar recuperado. Comenzó el tratamiento poco antes de ser liberado de su segunda condena por una agresión sexual a una niña de 12 años. Salió en libertad en 2013 luego de cumplir 20 años de una condena de 167.

La primera condena de Martínez Singui comenzó en 1996 por violar a 10 menores de entre 10 y 15 años e intentarlo en 4 otro casos. Lo liberaron en 2007 tras cumplir 16 años de una condena de 65.

En Bélgica, Rusia, Suiza, Polonia e Indonesia los violadores violentos no tienen opción. La castración química es obligatoria

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

5.El círculo de la violencia

Los expertos coinciden en que no hay soluciones fáciles para problemas complejos. Por eso sería iluso pensar que una inyección mágica frenará el abuso sexual de menores.

Así opina el director del Instituto de Medicina Legal de Colombia, Carlos Valdés, quien criticó el proyecto de ley sobre la castración química aprobado en 2018 por el Senado. El médico dijo al diario El Tiempo que le parecía ridículo y pueril la solución propuesta por los legisladores porque el origen de la violencia sexual se encontraban en un círculo vicioso que se encontraba en los hogares y no en la testosterona.

"La violencia sexual se da en el marco de otras formas de violencia, como la violencia intrafamiliar o la violencia de pareja e interpersonal. No se puede ver como una forma aislada de violencia. La violencia sexual tiene íntima relación con esas otras formas de violencia. Ahora, el aumento se da porque es una génesis, que es un círculo vicioso", explicó Valdés en una entrevista con el diario colombiano.

Agregó que en el ciclo de la sexualidad, la testosterona facilita en el hombre ese desarrollo sexual psíquico y físico. "Pero pensar que el origen del mal es una hormona que ha estado presente en todo el ciclo de la vida es, por decirlo menos, infantil".