La cifra de personas "sin techo" en EE.UU. sube por cuarto año consecutivo

Agencia EFE
·4  min de lectura

Miami, 18 mar (EFE).- Por cuarto año consecutivo, la población de personas sin hogar en Estados Unidos aumentó y la cifra se acercó a 600.000, de los cuales el 23 % son hispanos, según un informe oficial que no alcanzó a reflejar el impacto de la pandemia en el problema de la falta de vivienda .

De acuerdo con el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD), entre los años 2019 y 2020 la población de personas desamparadas aumentó más de un 2 % y en "una sola noche de 2020, aproximadamente 580.000 personas estaban experimentando la falta de vivienda".

El incremento del 2,2 %, que equivale a 12.751 de desamparados más respecto al año anterior, abarca un aumento del 7 % entre quienes permanecen al aire libre, lo que eclipsa "con creces la modesta disminución (0,6 %) de las personas que se quedaron en lugares protegidos", señala el informe del HUD.

Durante 2020, el 61 % de los "sin techo" se alojaba en lugares protegidos, refugios de emergencia o programas de vivienda de transición, mientras que el 39 % se encontraba en "lugares sin refugio, como en la calle, en edificios abandonados o en otros lugares no aptos para la habitación humana", agrega el documento.

En un video que acompaña la publicación del reporte, la secretaria (ministra) de HUD, Marcia Fudge, calificó las cifras de "devastadoras" y dijo que la nación tiene la "responsabilidad moral de acabar con la falta de vivienda".

"Sabemos que la pandemia solo ha empeorado la crisis de las personas sin hogar", agregó.

La contabilidad para este reporte se hizo en enero de 2020, es decir cuando la pandemia de la covid-19 no había estallado y producido un efecto económico negativo en los hogares del país.

LOS AFROAMERICANOS Y LATINOS SON MAYORÍA

Del total de 580.466 de personas sin vivienda, las minorías raciales continúan siendo las más afectadas entre los desamparados, con los afroamericanos en el primer lugar, al constituir el 39 % del total, a pesar de que suponen el 12 % de la población estadounidense. Respecto al informe del año anterior la cifra supone una subida de 9 puntos porcentuales.

En segundo puesto figuran los latinos, que constituyen el 23 % entre los "sin techo", mientras que representan el 16 % de la población en general, según las estadísticas del HUD.

El porcentaje de latinos "sin techo" reflejan un aumento del 5 % respecto al informe del año anterior.

Además, el número de hispanos sin refugio aumentó un 10 % entre 2019 y 2020.

El reporte muestra que por primera vez desde que se inició esta contabilidad (año 2007) subió el número de familias desamparadas con niños, que constituyen algo menos de 172.000.

Si bien la mayoría de las personas miembros de familias con niños menores de 18 años estaban en lugares protegidos (90 %), el número de familias desamparadas que no estaba en un sitio protegido aumentó un 13 %.

"Los niños, ya sea en familia o solos, se alojaban con mayor frecuencia en lugares protegidos (90 %) y solo se contaban 10.651 niños en lugares sin refugio", señala el reporte.

California, con 161.548 de personas sin vivienda, el 28 % del total, encabeza la lista de estados con mayor número de desamparados.

Además de California, Nueva York (16 % o 91.271 personas), Florida (5 % o 27.487 personas) y Texas (5 % o 27.229) aglutinan más de la mitad de personas sin vivienda en el país.

LA "FALTA CRÓNICA DE VIVIENDA"

La Alianza Nacional para Poner Fin a las Personas sin Hogar puso de relieve hoy el incremento "significativo" de las personas con alguna discapacidad que experimentan "una falta crónica de vivienda y las personas que viven desamparadas", que del 2019 al 2020 subió el 15 %, "un marcador que sugiere un aumento de las necesidades y vulnerabilidades entre la población sin hogar".

En un comunicado, la presidenta de esta organización, Nan Roman, dijo que si bien han sido "históricas" las inversiones que la Administración federal ha hecho a favor de las personas sin hogar durante la pandemia, "las cifras dejan en claro que estas inversiones están trágicamente atrasadas".

Roman hizo un llamado a la Administración de Joe Biden y a las autoridades locales para que continúen financiado las políticas que hayan funcionado para abordar "la crisis de vivienda asequible de la nación".

"Los desafíos que tenemos por delante lo exigen absolutamente", añadió.

(c) Agencia EFE