Ante cierre de fronteras, Centroamérica apostará por transporte marítimo

San Salvador, 19 May (Notimex).- Frente a las restricciones a la movilidad terrestre impuestas por los países centroamericanos para contener la propagación del coronavirus (COVID-19) en la región, Costa Rica y El Salvador buscarán incrementar el intercambio comercial a través del ferri.

La directora ejecutiva de la Corporación de Exteriores de El Salvador, Silvia Cuellar, anunció este martes las intenciones del presidente, Nayib Bukele, de fomentar el uso del ferri entre ambos países, un proyecto existente desde 2019, pero el cual no se había priorizado en la agenda de los gobiernos.

La habilitación del ferri buscará conectar el Puerto Caldera en Costa Rica y el Puerto La Unión en El Salvador. Según detalló Cuellar, el intercambio comercial se realizará mediante una embarcación que navegará por el Océano Pacífico y permitirá optimizar los viajes de transporte de mercancías.

Desde mayo del año pasado, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, informó que el ferri sería de utilidad para minimizar los riesgos del transporte terrestre. Ahora, en el contexto de la pandemia, los beneficios de aprovechar el transporte marítimo podrían ser mayores.

De acuerdo con el diario La Prensa, un ferri permite duplicar el movimiento de carga y a mayor velocidad. Esto, a diferencia de lo ocurrido con el transporte terrestre, donde cada transportista tiene capacidad para realizar dos viajes por mes entre ambos países.

Los gobiernos de ambos países consideran que la incursión en el transporte marítimo permitirá adaptar las actividades comerciales al contexto centroamericano actual y, una vez habilitado, dependerá de las empresas de la región aprovechar el recurso.

-Fin de nota-

 

NTX/I/DFG/MRG