Cierran Santuario del Divino Niño Jesús en Sonora por Covid-19

·2  min de lectura

HERMOSILLO, Son., diciembre 28 (EL UNIVERSAL).- El sacerdote Luis Armando González Torres, responsable del Santuario del Divino Niño Jesús, en Sonora, anunció el cierre del templo ante el incremento de contagios de Covid-19.

A través de redes sociales informó a toda la comunidad del Santuario y peregrinos su preocupación por la situación actual a causa de la pandemia y sobre todo, el aumento de contagios.

"Es una preocupación que embarga constantemente mi pensamiento", expresó el presbítero.

"Como bien lo saben, la capacidad de recibirlos es muy pequeña, pero si aun en esa pequeñez hay posibilidad de enfermarse no me gustaría ser causa de ello, tampoco de exponerlos y exponerme a mí y los que hacen posible la vida pastoral".

Por tal motivo, y sin desobedecer a su Obispo, consultando con sacerdotes y miembros de esa comunidad, dijo que tomó la decisión de cerrar temporalmente por la contingencia de Covid.

La celebración será transmitida como siempre a las 12:30 horas de medio día como cada domingo, "pero suspendo las celebraciones presenciales hasta nuevo aviso y actividades pastorales".

En cuanto a celebraciones de funerales, aseguró que seguirá dando servicio.

"En los días subsiguientes lo atenderemos solamente por teléfono 6622-17-94-66 o vía este medio inbox de Facebook para la información o necesidad que requiera".

"Divino Niño Jesús nos fortalezca y sostenga en cada día", externó el cura del santuario ubicado al oriente de la capital de Sonora.

En Sonora se han registrado 3 mil 850 defunciones por Covid 49 mil 664 casos confirmados de los cuales 23 mil 234 son de Hermosillo, donde se acumulan mil 201 decesos.

Tres curas han perdido la batalla ante el mortal virus

Al momento se tiene registro de tres sacerdotes que no pudieron superar la enfermedad del coronavirus.

La Diócesis de Nogales confirmó apenas el 26 de diciembre el fallecimiento del presbítero Luis Carlos Borbón Valencia, que permanecía internado en el Hospital General de Nogales.

El padre Sergio Octavio Martínez Enríquez, párroco de la comunidad de San Isidro Labrador en Providencia, perteneciente a la Arquidiócesis de Ciudad Obregón, el 14 de junio fue vencido por la enfermedad.

Esa suerte fatal también alcanzó al sacerdote Hugo Montaño Terán que el 30 de julio perdió la batalla frente al virus, dejando un legado de entrega, tras 49 años de servicio sacerdotal, encargado de la parroquia de San Francisco de Asís y director de Renovación Carismática Católica en Hermosillo.

La pandemia lo ha cambiado todo, la Iglesia ha tenido que adaptarse a las medidas impuestas por las autoridades de salud. Lavado de manos, toma de temperatura, reducción de aforo, saludo de paz de lejos y eucaristía en la mano. Además, se ofician misas virtuales y se ha realizado recorrido de calles con el Santísimo, junto a un mensaje de fe.