Cierran el reactor de una central nuclear bajo control ruso y la ONU alertó por un “riesgo muy real de desastre”

·2  min de lectura
En esta imagen, tomada de un video distribuido por la central nuclear de Zaporiyia, se muestra un objeto brillando cayendo en los terrenos de la central nuclear en Enerhodar, Ucrania, en un incidente del 4 de marzo de 2022. (Central nuclear de Zaporizhzhia vía AP)
En esta imagen, tomada de un video distribuido por la central nuclear de Zaporiyia, se muestra un objeto brillando cayendo en los terrenos de la central nuclear en Enerhodar, Ucrania, en un incidente del 4 de marzo de 2022. (Central nuclear de Zaporizhzhia vía AP)

KIEV.- Uno de los reactores de la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, bajo control de las fuerzas rusas, fue detenido, anunció el sábado la compañía ucraniana de la energía atómica, tras bombardeos de los que Ucrania y Rusia se acusan mutuamente.

“A raíz del ataque a la central nuclear de Zaporiyia, el sistema de protección de emergencia se activó en uno de los tres reactores en funcionamiento, que se apagó”, anunció Energoatom en un mensaje en Telegram.

Según la fuente, los bombardeos “causaron graves daños” a una estación que contenía nitrógeno y oxígeno y a un “edificio auxiliar”.

El edificio administrativo atacado en Zaporiyia
El edificio administrativo atacado en Zaporiyia

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) se mostró el sábado “alarmado” por los bombardeos.

El argentino Rafael Grossi, director de la agencia nuclear de la ONU, dijo que los ataques representan un “riesgo muy real de un desastre nuclear que amenace la salud pública y el medioambiente en Ucrania” y más allá de las fronteras de ese país.

El director general de la OIEA, el argentino Rafael Grossi, en una conferencia de prensa sobre la situación en Zaporiyia, meses atrás
El director general de la OIEA, el argentino Rafael Grossi, en una conferencia de prensa sobre la situación en Zaporiyia, meses atrás - Créditos: @Lisa Leutner

“Estoy extremadamente preocupado por el bombardeo de ayer en la planta de energía nuclear más grande de Europa”, dijo Grossi.

Energoatom ha informado de que “sigue habiendo riesgos de fuga de hidrógeno y sustancias radiactivas. El riesgo de incendio también es alto”.

“El bombardeo causó un grave riesgo para el funcionamiento seguro de la central”, prosiguió el operador ucraniano, agregando que, no obstante, sigue generando electricidad y que el personal continúa trabajando allí.

El viernes, las autoridades ucranianas acusaron a las fuerzas rusas de haber realizado tres ataques cerca de un reactor de la central de Zaporiyia, en el sur, a pesar de que Moscú controla el territorio desde el comienzo de la invasión.

Por su parte, la Unión Europea “condenó” las actividades militares de Rusia en torno a la central nuclear de Zaporiyia.

“Se trata de una violación grave e irresponsable de las normas de seguridad nuclear y de un nuevo ejemplo del desprecio de Rusia por las normas internacionales”, afirmó el sábado el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, desde su cuenta Twitter.

El ejército ruso asegura por su lado que fueron las fuerzas ucranianas las responsables de estos ataques, que provocaron un incendio ya extinguido.

El 21 de julio, Rusia ya había acusado a las fuerzas ucranianas de atacar con drones en el territorio de esta central nuclear, la más grande de Europa.

Kiev afirma que Moscú almacena armas pesadas y municiones en el territorio de la central, ocupada desde marzo por las fuerzas rusas.

Agencia AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.