Cientos de venezolanos protestan en ambos lados de la frontera por la nueva política de EE.UU.

El descontento es porque Estados Unidos estableció como requisito que cuenten con un patrocinador para darles una visa. Los manifestantes dicen que no pueden volver a Venezuela y que el apoyo que han recibido de las autoridades mexicanas es insuficiente.