Victoria y Cristina Iglesias brillan en el Baile de Debutantes, una noche mágica con un guiño al cine

París acogía la noche del sábado de las citas más esperadas de todo el año: el Baile de Debutantes. Este acto, que supone la puesta de largo de un selecto grupo de jóvenes de todo el mundo, tuvo lugar en el hotel Shangri-La (que lleva dos años siendo el escenario de la fiesta), por cuyos salones vimos desfilar con impresionantes vestidos y las emociones a flor de piel a Victoria Iglesias, Cristina Iglesias, María Carolina de Borbón-Dos Sicilias, Stella Belmondo o Jane Li, quienes han posado juntas en una foto para el recuerdo. Y es que, aunque casi todas habían hablado previamente por chat, ha sido este fin de semana cuando se han podido conocer más y forjar amistades que, a buen seguro, se prolongarán a lo largo del tiempo.

VER GALERÍA

lebal-ig

Las hijas de Julio Iglesias deslumbraban con dos espectaculares vestidos, uno en tonos azules y el otro en tonos rosas. Siguiendo el riguroso protocolo marcado para esta cita, que dicta que hay que lucir diseños de Alta Costura o costura personalizada, confiaban en Elie Saab, tal y como adelantó la revista ¡HOLA! a comienzos de otoño. Ambas bailaron el vals junto a los condes argentinos Iván y Nicolás de Poligny, miembros de una de las familias aristocráticas más distinguidas, que tiene origen francés. Un momento que vivió con gran emoción su madre, Miranda Rijnsburger, quien se desplazó hasta la capital gala para ser testigo de esta puesta de largo que sus mellizas esperaban con mucho entusiasmo desde hacía meses.

VER GALERÍA

iglesias-ig

Para María Carolina de Borbón Dos-Sicilias, hija mayor de los duques de Castro, participar en esta velada era un sueño que por fin se ha cumplido. "Este baile tiene un significado particular para mí y para mi familia. Siempre soñé con participar, y es por eso que daré lo mejor de mí misma. Cada año este baile me ha impresionado, veía las debutantes muy guapas con sus suntuosos vestidos que les hacía parecer tan glamurosas", aseguraba poco antes del gran día, en el que brilló con un diseño de Ralph & Russo de palabra de honor con gasa y pedrería en forma de hoja. 

VER GALERÍA

baile-grupo-ig

Por su parte, Stella Belmondo, hija del actor Jean-Paul Belmondo, quien la acompañó orgulloso a esta importante cita, eligió un original vestido de Chanel con espalda al aire para esta velada que tuvo a media noche el momento más esperado. Fue entonces cuando comenzaron a sonar los primeros acordes del Danubio Azul, canción que pone la banda sonora al baile en el que la hija del actor francés fue la primera en salir a la pista junto al presentador, Stéphane Bern. Tras el vals, las debutantes y los chevaliers bailaron al ritmo de la banda sonora de la oscarizada película La La Land.

VER GALERÍA

belmondo

Protagonistas e invitados disfrutaron de una exquisita cena en uno de los salones del hotel, engalanado para la ocasión con diferentes mesas redondas con sillas doradas y manteles a juego. Todas ellas estaban adornadas con un gran centro de flores en tonos rosas, al igual que la impresionante escalinata por la que bajaban las debutantes, radiantes y dispuestas a vivir una de las mejores noches de sus vidas. La fiesta se alargó hasta bien entrada la madrugada, y es que, cuando las luces del hotel se apagaron, muchos de los asistentes siguieron disfrutando en L’Arc, una de las discotecas de moda de París.

Salones imperiales y vistas a la torre Eiffel: así es el hotel donde se celebra el Baile de Debutantes

VER GALERÍA

hotel-ig

Cabe recordar que esta puesta de largo tiene un importante trasfondo solidario puesto que la recaudación de la fiesta va a parar a diferentes obras benéficas. De hecho, Cristina Iglesias y la también debutante Kayla Rockefeller visitaron hace unas semanas el Instituto Seleni de Nueva York, una de las fundaciones que reciben ayuda de este baile. "Fue una experiencia reveladora. Con demasiada frecuencia se pasa por alto la salud emocional en este mundo competitivo. Apoyar y capacitar a las personas que se enfrentan a desafíos mentales y emocionales es una cosa esencial. Este instituto ofrece tratamiento y apoyo en todo el mundo. Creo que este es un recurso valioso que todos podemos utilizar en algún momento de nuestras vidas", explicaba la hija pequeña de Steven III y Kimberly Rockefeller.