Cientos de personas protestan contra Francia en la capital de Burkina Faso

Protestas contra Francia en Uagadugú

Por Thiam Ndiaga

UAGADUGÚ, 20 ene (Reuters) - Cientos de personas se manifestaron el viernes contra Francia en Uagadugú, la capital de Burkina Faso, en la última expresión del creciente sentimiento antifrancés en este país de África Occidental azotado por la insurgencia.

Cientos de personas se congregaron el viernes en el centro de Uagadugú, coreando consignas contra Francia y esgrimiendo pancartas en las que se pedía al ejército francés que "se vaya".

Algunos prendieron fuego a banderas francesas o las utilizaron para recoger basura.

"Queremos demostrar a Francia que ya no la necesitamos", declaró el manifestante Adama Sawadogo.

Las relaciones entre Burkina Faso y su antiguo colonizador se han agriado tras los dos golpes militares del año pasado, en parte provocados por la incapacidad de las autoridades para proteger a la población civil de la actividad yihadista en el árido norte del país.

Parte de la tensión gira en torno a la percepción de que la presencia militar francesa en Burkina Faso no ha mejorado la seguridad.

El manifestante Lassane Sawadogo deploró el constante deterioro de la seguridad en Burkina Faso desde que comenzaron los disturbios en 2015.

La protesta fue en gran medida pacífica y terminó sin incidentes, según un reportero de Reuters en el lugar.

Grupos de personas enfurecidas ya habían atacado la embajada francesa, el centro cultural y la base militar.

El Gobierno militar de Burkina Faso también ha mostrado su desacuerdo con Francia, desde que derrocó a la junta anterior en un golpe de Estado a finales de septiembre.

En diciembre, las autoridades suspendieron la emisión de la radio francesa RFI por unos reportajes que, según ellas, eran falsos y daban voz a militantes islamistas.

A principios de este mes, el Gobierno solicitó la sustitución del embajador de Francia.

Francia tiene unas 400 fuerzas especiales destacadas en Burkina Faso para ayudar a las fuerzas locales a combatir la insurgencia islamista, que se ha extendido por el Sahel desde Malí durante la última década.

Miles de personas han muerto y más de dos millones han sido desplazadas. La violencia ha exacerbado la inseguridad alimentaria regional.

Las autoridades de Burkina Faso siguen buscando a más de 60 mujeres, secuestradas por asaltantes armados la semana pasada.

Las relaciones entre París y Bamako también se han deteriorado desde el golpe militar de agosto de 2020. En febrero de 2022, Francia anunció la retirada de sus tropas del país.

(Reporte de Thiam Ndiaga; escrito por Sofia Christensen; editado en español por Darío Fernández)