Ante cientos de personas, Bonilla informa de su primer año de gobierno y paga deuda a UABC

Eduardo Jaramillo
·5  min de lectura

En el informe de su primer año como gobernador de Baja California, Jaime Bonilla dijo que ya cumplió 93 de los 100 compromisos que asumió en campaña y advirtió que algunos de los siete pendientes no podrán realizarse.

En su primer año desapareció la Policía Estatal Preventiva tras acusarla de corrupta y creó la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI), aunque ésta opera con agentes de la extinta PEP.

Bonilla también habló sobre su promesa de eliminar el fuero a gobernador, alcaldes y diputados, aunque esto lo consiguieron diputados locales en 2017.

En campaña también prometió municipalizar el agua pero en su lugar creó la Secretaría para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua para controlarla.

“Quedan siete muy muy difíciles por el presupuesto y en algunos de ellos no nos va a alcanzar el tiempo”, dijo Bonilla a medios de comunicación, sin detallar cuáles son.

El evento se llevó a cabo en el anfiteatro del Instituto de Cultura de Baja California (ICBC), ante medios, diputados, su gabinete y cuatro de los cinco presidentes municipales de la entidad. Solamente la alcaldesa de Tecate, Zulema Adams, no asistió.

A punto de finalizar su presentación, que duró casi tres horas, el gobernador hizo entrega de un cheque por más de mil 700 millones de pesos al rector de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), Daniel Octavio Valdez Delgadillo, para saldar la deuda que dejó la administración estatal anterior.

A continuación te presentamos algunos de los temas que Bonilla desarrolló en su informe.

Salud

Los últimos ocho meses de su gobierno transcurrieron en pandemia, con una crisis sanitaria y económica que impactó al resto de las áreas.

En febrero pasado, un mes antes de la emergencia sanitaria a nivel nacional por el COVID-19, Bonilla firmó un convenio de adhesión al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), un programa social del gobierno federal que reemplazó al Seguro Popular, la alternativa para aquellas personas que no contaban con seguridad social.

En plena transición, el sistema de salud pública tuvo que adaptarse para atender la contingencia y a los pacientes con otras dolencias.

“Invertimos 14.5 millones de pesos en rehabilitación y mantenimiento de 59 centros de salud”, detalló el gobierno estatal a través de un video.

Se convirtieron tres hospitales estatales especializados a la atención para pacientes con COVID y se adaptaron cuatro espacios en hospitales auxiliados para pacientes con necesidad de oxigenación.

Otro reto fue la falta de personal de salud para atender la pandemia. La Secretaría de Salud estatal lanzó una convocatoria para contratar personal de salud, pues calculaba un déficit de más del 30%.

Así se contrataron 181 médicos y 238 enfermeras.

“Nadie estaba preparado para hacerle frente a una pandemia”, dijo el gobernador.

En octubre pasado, durante una transmisión de Bonilla vía redes sociales, el Secretario de Salud Alonso Pérez Rico mencionó que analiza la posibilidad de cerrar nuevamente algunas actividades no esenciales, debido a un incremento en casos positivos de COVID-19.

Aún así, cerca de 400 personas se reunieron en el anfiteatro del ICBC en Tijuana para escuchar este informe de gobierno.

Economía

En Baja California hay más de 122 mil 498 pequeñas y medianas empresas (PyMEs) y para ellas fue creado el Programa Emergente COVID-19 con un presupuesto de mil 533 millones de pesos en créditos para mujeres emprendedoras y rescate a microempresarios para pagos de nóminas, entre otras.

El Secretario de Economía Sustentable y Turismo, Mario Escobedo Carignan, estimó en mayo pasado que para enero de 2021 habrá 110 mil personas desempleadas en la región, aunque el tema no fue abordado durante el informe de Bonilla.

En su lugar, el gobernador presentó cifras de la inversión que su gobierno hizo en este primer año para impulsar distintas actividades económicas, como la pesca, agricultura y turismo.

Seguridad

En materia de Seguridad, el gobernador resaltó la creación de la Fiscalía General Estatal (FGE) como uno de sus compromisos de campaña para sustituir a la extinta Procuraduría General Justicia Estatal.

Destacó que la Fiscalía generó 9 mil 982 carpetas de investigación judicializadas, 3 mil 815 vinculaciones a proceso, 2 mil órdenes de aprehensión cumplimentadas, 709 órdenes de cateo ejecutadas y 772 sentencias.

También habló de la implementación de las mesas de seguridad a partir del primer día de su gobierno, donde participan corporaciones policiacas de los tres niveles, “que ha permitido la reducción de incidencia delictiva en un 20% “.

Sin embargo, en materia de seguridad, Baja California continúa entre los estados con mayor incidencia delictiva en el país. En los 12 últimos meses se han cometido 80 mil 165 delitos, según el reporte mensual de la Fiscalía Estatal.

Infraestructura

A través de un video informó que en su primer año de gestión se invirtieron 128 millones de pesos para rehabilitar carreteras estatales como son las de Valle de Mexicali-San Felipe y Ensenada-San Quintín.

También anunció que aún se trabaja en el libramiento de Ojos Negros-San Felipe, así como en la rehabilitación de la pista de de aterrizaje del aeropuerto de Isla de Cedros y la ampliación a cuatro carriles de Ensenada-Guerrero Negro.

Además mencionó proyectos para mejorar la movilidad de la ciudad de Tijuana, como son el tren interurbano y el viaducto del cañón El Matadero, una vialidad interurbana de cuota que conectará al aeropuerto con Playas de Tijuana, disminuirá el tiempo de traslado y contará con conexiones en la garita de San Ysidro, Zona Río y Centro, expuso en video.