Decenas de elementos de la Guardia Nacional disuelven caravana con antimotines y gas

Alberto Pradilla
REUTERS/Andres Martinez Casares

Decenas de agentes de la Guardia Nacional rodearon a un grupo de migrantes que se encontraban en un punto de la carretera entre Ciudad Hidalgo y Tapachula, en Chiapas.

Elementos antimotines bloquearon por completo la carretera.

Cuando los elementos de la Guardia comenzaron a acercarse, los migrantes se concentraron en un grupo, ondearon algunas banderas de Nicaragua mientras gritaban “estamos en paz, aquí estamos en paz”.

Pero eso no detuvo el paso de los guardias, quienes en formación en línea caminaron hacia los migrantes golpeando su tolete en el escudo antimotines.

Aunque los migrantes también formaron una barrera, los guardias les arrojaron gas, obligándolos a correr y así disolver la caravana. Un joven se desmayó, por lo que un par de ambulancias llegaron al lugar.

Los elementos comenzaron a perseguir a los migrantes por los sembradíos cercanos a la carretera.

Minutos después llegaron autobuses en los que los migrantes detenidos serán trasladados a una estación migratoria.

La mañana de este jueves, cientos de migrantes centroamericanos cruzaron el río Suchiate y comenzaron a caminar en la carretera con el objetivo de cruzar México para llegar a Estados Unidos.

Se trata de personas que permanecían en el campamento de Tecún Umán, en Guatemala, y que el lunes pasado se encontraron con una barrera de la Guardia Nacional cuando intentaban ingresar a nuestro país cruzando el río Suchiate.

A diferencia de hace unos días, en esta ocasión las y los migrantes no trataron de cruzar por las cercanías del puente internacional Rodolfo Robles, sino que lo hicieron por un punto muy cercano al paso fronterizo Suchiate II, que está ubicado a un par de kilómetros del puente.

REUTERS/Andres Martinez Casares

Lee: INM impidió que ONG ingresara a estación donde tienen encerrados a migrantes de la caravana

Igualmente no se encontraron con elementos de la Guardia Nacional por lo que pudieron entrar sin impedimentos a territorio mexicano y caminar por varias horas sobre la carretera que conecta Ciudad Hidalgo y Tapachula.

El grupo de migrantes avanzó hacia Tapachula con una bandera de Estados Unidos y otra de Honduras, además de pancartas dirigidas a los presidentes Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador que les permitan llegar a EU.

Varios de ellos también portaban mensajes donde solicitaban una reunión con el presidente mexicano.

Durante la mañana la Guardia Nacional no ha implementado alguna acción para frenar el paso de estos migrantes y su paso solo fue vigilado por agentes de la Policía Estatal, personal de la Cruz Roja y elementos de Protección Civil.

“Vengo aquí porque hay escasez y pobreza en mi país Honduras; sube la luz, sube la electricidad, pero no suben los sueldos”, declara Wilmer Enrique Funes, integrante de la caravana y que trabaja como albañil.

Wilmer tiene 37 años y viaja con su esposa y su hijo desde Trujillo, Honduras.

Wilmer viajó desde Honduras con su familia en busca de una mejor vida. Foto Alberto Pradilla.

Otro de los migrantes, Harvin Daniel, de 19 años, camina con una manta en la que solicita una reunión con el presidente López Obrador.

Harvin tiene apenas 19 años. Acusa que no hay trabajo en su país. Foto: Alberto Pradilla.

Harvin viene de Santa Bárbara, Honduras, y señala que espera que el gobierno mexicano lo ayude ya que viene de un país donde no hay empleo.

Los migrantes señalaron que los grupos que han ingresado a México lo han hecho de forma pacífica y exhortan al gobierno a que los apoye para regularizar su estatus migratorio sin hacer uso de la violencia.

Este nuevo cruce de migrantes se da luego de que el pasado lunes alrededor de 500 personas de origen centroamericano, en su mayoría de Honduras, ingresaron de manera irregular a territorio mexicano. El mismo día, el INM informó que la detención de 402 migrantes. 

Lee: Gobierno dice que no hubo incidentes con migrantes, pero imágenes muestran otra cosa

La autoridad migratoria también refirió que otros 58 migrantes “se internaron por caminos no seguros de la zona selvática de la región”, por lo que “elementos de los Grupos Beta del INM se encuentran en su búsqueda”.

Los migrantes detenidos el lunes fueron trasladados a la estación migratoria de La Mosca, en Tuxtla Gutiérrez, en la que el INM impidió el acceso a tres integrantes del Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos del Sureste Mexicano que disponen de permiso para visitar el centro de detención.

Al momento el INM ha informado que de los migrantes detenidos, 228 ya fueron deportados a Honduras desde Villahermosa, Tabasco. Sin embargo no hay cifras exactas sobre cuántas personas han sido detenidas y trasladadas en los últimos días a La Mosca.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal