Cientos de iraníes protestan contra Francia y queman la fotografía de Macron

Agencia EFE
·2  min de lectura

Teherán, 28 oct (EFE).- Cientos de personas se congregaron este miércoles frente a la Embajada francesa en Teherán para protestar por las declaraciones consideradas islamófobas del presidente Emmanuel Macron, cuya fotografía fue quemada.

Los manifestantes alzaron pancartas en las que Macron estaba caricaturizado como un demonio y gritaron "Muerte a Francia", así como el mismo lema contra Estados Unidos e Israel.

Durante la protesta, los participantes prendieron fuego tanto a imágenes de Macron como a la bandera francesa y exigieron la expulsión del embajador francés de Teherán y una disculpa del presidente galo a los musulmanes.

"Estoy preparado para sacrificarme por el profeta" fue otro de los lemas de las pancartas, en alusión a las caricaturas de Mahoma origen de la polémica cuya publicación ha defendido Macron.

Algunos incluso cubrieron de modo simbólico el cartel de la calle de la embajada, Nofel Loshato, con el nombre "Mohamad profeta de Alá".

La policía rodeó el recinto de la sede diplomática para evitar altercados durante la manifestación, que se desarrolló de forma pacífica.

Horas antes, el presidente iraní, Hasan Rohaní, había denunciado que "insultar al profeta supone una violación de la moralidad y una afrenta a todos los musulmanes".

"Sorprende que los que proclaman (defender) la cultura y la democracia, de alguna manera, aunque no deseada, estén incitando a la violencia y el derramamiento de sangre", afirmó hoy Rohaní.

Ayer, el Ministerio de Exteriores de Irán convocó al encargado de negocios francés, Florent Aydalot, para protestar por las declaraciones de los funcionarios galos de apoyo a las caricaturas.

Tras la decapitación del profesor de historia Samuel Paty por un joven yihadista checheno, Macron insistió en que Francia "no renunciará a las caricaturas" y defenderá el laicismo y la libertad.

El profesor fue asesinado cerca del colegio en el que enseñaba a las afueras de París por haber mostrado a sus alumnos las controvertidas caricaturas del profeta Mahoma en una clase sobre la libertad de expresión.

El Gobierno francés ha procedido al cierre de una mezquita y ha tramitado la disolución de asociaciones a las que se reprochan sus posiciones integristas.

(c) Agencia EFE