Cientos de efectivos de seguridad afganos huyen a Tayikistán ante el avance de los talibanes

·2  min de lectura
Imagen de archivo de un soldado del Ejército Nacional Afgano vigilando una entrada a la base aérea de Bagram, Afganistán.

DUSHANBE, Tayikistán/KABUL, 5 jul (Reuters) - Más de 1.000 miembros del personal de seguridad afgano huyeron el domingo a través de la frontera con Tayikistán tras los avances de los talibanes en el norte de Afganistán, según informó el servicio de guardia fronteriza de Tayikistán.

Los cruces ponen de manifiesto el rápido deterioro de la situación en el país, a medida que las tropas extranjeras se disponen a retirarse por completo tras 20 años de guerra en Afganistán.

Cientos de miembros de las fuerzas de seguridad afganas han huido ante los rápidos avances de los talibanes en el norte, pero los repliegues del domingo han sido los mayores registrados, y se han producido sólo dos días después de que Estados Unidos desalojara oficialmente su principal base en Afganistán como parte de un plan para retirar todas las tropas extranjeras antes del 11 de septiembre.

Los talibanes se hicieron con el control de seis distritos clave de la provincia septentrional de Badakshan, fronteriza con Tayikistán y China, tras lo cual 1.037 militares afganos huyeron a través de la frontera con el permiso de Tayikistán, según informó el servicio de guardia de fronteras.

El domingo, el presidente afgano Ashraf Ghani habló por teléfono con su homólogo tayiko, el presidente Emomali Rakhmon, para discutir los acontecimientos.

"Se prestó especial atención a la escalada de la situación en las zonas del norte de Afganistán adyacentes a Tayikistán", dijo un comunicado de la oficina del presidente tayiko.

Añadió que Rakhmon expresó su preocupación por los "cruces forzados" de los miembros de las fuerzas de seguridad afganas.

Un alto cargo afgano confirmó que se habían producido cientos de cruces hacia Tayikistán, pero desconocía el número exacto. "Los talibanes cortaron todas las carreteras y estas personas no tenían otra opción que cruzar la frontera", dijo a Reuters el lunes.

La semana pasada, Estados Unidos desalojó la base aérea de Bagram —poniendo fin efectivo a la guerra más larga de su historia— como parte de un acuerdo con los talibanes, contra los que ha luchado durante dos décadas.

Los talibanes han dejado de atacar a las fuerzas occidentales, pero siguen teniendo como objetivo las instalaciones gubernamentales y de seguridad afganas, a la vez que avanzan rápidamente por el territorio del país.

Las conversaciones de paz entre ambas partes siguen sin ser concluyentes.

(Reporte de Nazarali Pirnazarov en Dushanbe y redacción de Kabul; edición de Raju Gopalakrishnan; traducción de Flora Gómez en la redacción de Gdansk)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.