Científico explica por qué nunca debes usar los zapatos de andar por la calle dentro de casa

·4  min de lectura

Si eres obsesivo con la limpieza esta información te va encantar, porque seguro te pasa como a mí: eres el loc@ de la familia porque limpias hasta las suelas de los zapatos y no te gusta que los dejen dentro de tus habitaciones.

Pues para nuestra fortuna, un científico australiano nos acaba de dar la razón: NUNCA, NUNCA, NUNCA se debe usar dentro de nuestras casas el mismo calzado con el que anduvimos fuera.

Un estudio ha demostrado que el 96 por ciento de todos los zapatos contienen heces, (Foto Getty Creative)
Un estudio ha demostrado que el 96 por ciento de todos los zapatos contienen heces, (Foto Getty Creative)

El profesor Mark Taylor, de la Facultad de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente de la Universidad Macquarie, en Australia, ha dedicado su carrera científica al estudio del polvo doméstico y su impacto en nuestra salud.

Forma parte de un programa de análisis global para llegar al fondo de lo que hay en el polvo doméstico de una casa de una persona promedio.

Así que conoce muy bien los “ingredientes” del polvo que a diario se adueña de nuestras moradas y que siempre sale por alguna parte.

El profesor Taylor, entrevistado por el portal digital ABC de Australia, aseguró que la mayor parte del polvo doméstico es piel. También lo conforman partes de cabello, pelusa, fibras de ropa, pelo de mascotas, tierra de exterior rica en materias orgánicas u hojas.

Pero lo que muchas personas ignoran, según este experto, que uno de sus componentes claves son los coliformes fecales o heces.

"Un estudio ha demostrado que el 96 por ciento de todos los zapatos contienen heces. Si vives en la ciudad, probablemente sea excremento de perro", aseguró el profesor Taylor.

Caminar con zapatos dentro de la casa no solo atrapa todos los demás contaminantes del exterior, sino que también es probable que pisotee las heces de varios animales. (Foto Getty Creative)
Caminar con zapatos dentro de la casa no solo atrapa todos los demás contaminantes del exterior, sino que también es probable que pisotee las heces de varios animales. (Foto Getty Creative)

"Por lo tanto, caminar con zapatos dentro de la casa no solo atrapa todos los demás contaminantes del exterior, sino que también es probable que pisotee las heces de varios animales, y Dios sabe qué más. Todo eso se descompone en polvo", explicó.

Otros tóxicos que también llevamos en los zapatos

Además de las heces, el profesor explicó que “lo más preocupante es cuando el polvo se contamina con oligoelementos tóxicos, como plomo, zinc, cobre y arsénico. Realmente depende de dónde vivas. En Sydney en particular, o en lugares con historia industrial, encontrarás plomo, arsénico o mercurio en tu polvo".

También dijo que a las personas que viven en zonas urbanas adyacentes a una carretera principal se les suman las partículas que salen de la parte trasera de los vehículos.

"Las partículas de diesel pueden ser particularmente problemáticas: contienen oligoelementos y otras partículas muy finas ... que causan asma, sibilancias y problemas respiratorios", abundó este científico, quien trabaja de conjunto con el gobierno de su país para analizar y comprender mejor los contaminantes más preocupantes en el polvo doméstico.

"La gente ahora pasa alrededor del 90% de su tiempo en interiores", explicó el profesor Taylor. "Si van a estar expuestos a contaminantes ambientales, es probable que sea por el polvo".

"Para las personas con afecciones respiratorias como el asma, la enfermedad crónica obstructiva de las vías respiratorias (COAD) o el enfisema, incluso pequeños aumentos en la concentración de polvo pueden empeorar sus síntomas", explicó.

"El polvo más problemático en términos de función pulmonar y salud respiratoria es un polvo muy fino", explicó el profesor Taylor. "Las partículas de polvo ultrafinas tienen menos de 2.5 micras. Realmente no se puede ver a simple vista, pero se puede inhalar e ingerir”.

Los niños pequeños también son susceptibles a los impactos del polvo doméstico "porque están expuestos al polvo interior acumulado en el piso, en muebles blandos y en otras superficies duras", según investigaciones del profesor Taylor.

La sequía empeora las condiciones de polvo, al igual que los incendios forestales, aseguró el experto. "El humo contiene materia orgánica de los árboles, una gran cantidad de tierra, y todo eso se eleva en el aire. Todo lo que sube, después baja”, detalló.

¿Cómo combatir el polvo en casa?

Para el profesor Taylor uno de los aspectos principales cuando hacemos limpieza es no tratar de “recircular” el polvo. Aconseja tener una política de no usar zapatos, además de usar felpudos (esterillas) en el interior y exterior de las casas, ya que los primeros cinco pasos dentro de los hogares dejan el 85% del polvo exterior.

Igualmente sugiere:

-Mantener puertas y ventanas cerradas en días lluviosos o con mucho viento.

-Usar un trapo húmedo para quitar el polvo.

-Lavarse las manos y la cara regularmente.

-Comprar alfombras lavables y un trapeador húmedo en lugar de barrer en seco.

-También aconsejó limpiar con una aspiradora de filtro HEPA.

Así que si eres obsesivo o no, lo mejor es quitarse los zapatos antes de entrar a las casas, al estilo de muchas culturas, sobre todo orientales, porque en nuestro calzado arrastramos hacia dentro de nuestros hogares desde materia orgánica, contaminantes tóxicos hasta las heces de cuanto organismo nos rodea.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.