Científicos de la UE piden actuar ante los altos niveles de gases de efecto invernadero de 2021

·2  min de lectura
Pájaros sobre una fábrica de acero cerrada con las chimeneas de otra fábrica en funcionamiento al fondo, en Tangshan

Por Kate Abnett

BRUSELAS, 10 ene (Reuters) - Los niveles de dióxido de carbono y metano en la atmósfera, que calientan el planeta, alcanzaron máximos históricos en 2021, que fue uno de los años más calurosos del mundo y puso de manifiesto la necesidad de un cambio, según el Servicio de Cambio Climático Copernicus (C3S) de la UE.

A nivel mundial, 2021 fue el quinto año más caluroso registrado, con una temperatura media entre 1,1 y 1,2C por encima de los niveles de 1850-1900. Los últimos siete años fueron los más calurosos del mundo registrados "por un margen evidente", dijo el C3S de la Unión Europea en un informe el lunes.

Mientras las emisiones de gases de efecto invernadero modifican el clima del planeta, la tendencia al calentamiento a largo plazo se mantiene y el año pasado se produjeron fenómenos meteorológicos extremos que batieron récords, desde inundaciones en Europa, China y Sudán del Sur, hasta incendios forestales en Siberia y Estados Unidos.

"Estos sucesos nos recuerdan la necesidad de cambiar nuestra forma de actuar, de dar pasos decisivos y eficaces hacia una sociedad sostenible y de trabajar para reducir las emisiones netas de carbono", dijo el director del C3S, Carlo Buontempo.

Los niveles mundiales de CO2 y metano, los principales gases de efecto invernadero, siguieron aumentando, y ambos alcanzaron máximos históricos en 2021.

Los niveles de CO2 en la atmósfera alcanzaron 414,3 partes por millón en 2021, lo que supone un aumento de unas 2,4 ppm con respecto a 2020, según el C3S.

El C3S dijo que los niveles de metano, un gas de efecto invernadero particularmente potente, han aumentado en los últimos dos años, aunque las razones no se entienden completamente. Las emisiones de metano proceden de la producción de petróleo y gas y de la agricultura, así como de fuentes naturales como los humedales.

Europa experimentó en 2021 el verano más caluroso de su historia, después de que un marzo cálido y un abril excepcionalmente frío diezmaran las cosechas de fruta en países como Francia y Hungría.

En julio y agosto, una ola de calor en el Mediterráneo avivó intensos incendios forestales en países como Turquía y Grecia. En Sicilia se registró una nueva temperatura máxima europea de 48,8 ºC, un récord que está pendiente de confirmación oficial.

En julio, más de 200 personas murieron cuando las lluvias torrenciales provocaron inundaciones mortales en Europa occidental. Según los científicos, el cambio climático ha aumentado la probabilidad de que se produzcan inundaciones en al menos un 20%.

También ese mes, las inundaciones en la provincia china de Henan mataron a más de 300 personas. En California, a una ola de calor sin precedentes le siguió el segundo mayor incendio forestal de la historia del estado, aumentando la contaminación atmosférica.

(Reporte de Kate Abnett; edición de Alexander Smith; traducción de Flora Gómez)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.