Científicos descubren un planeta lejano con un olor a huevo podrido

 (The Independent)
(The Independent)

Un grupo de científicos celebran el descubrimiento de un planeta distante y horrible, con un olor bastante particular.

Se trata del exoplaneta HD 189733 b, un gigante gaseoso del tamaño de Júpiter, cuya presencia de azufre de hidrógeno y sus temperaturas elevadas podrían ayudar en la búsqueda de vida extraterrestre.

Además de emanar un olor fétido a huevo podrido, el hallazgo brinda nuevas pistas sobre cómo el azufre (componente básico de los planetas) podría influir en el interior y la atmósfera de los planetas situados fuera de nuestro sistema solar.

El exoplaneta está 13 veces más cerca de su estrella que Mercurio del Sol y solo tarda dos días terrestres en completar una órbita.

Tiene temperaturas extremadamente altas (alrededor de 927 °C) y es conocido por su clima hostil, el cual incluye una lluvia de cristales con vientos de 8.000 km/h.

Guangwei Fu, astrofísico de la Universidad Johns Hopkins (EE. UU.) y director de la investigación, declaró: “El azufre de hidrógeno es una molécula importante cuya presencia desconocíamos en el lugar. Predijimos su presencia y ahora sabemos que está en Júpiter, pero en realidad no la habíamos detectado fuera del sistema solar”.

Y agregó: “No buscamos signos de vida en este planeta porque es demasiado caliente, pero encontrar azufre de hidrógeno es un paso para hallar esta molécula en otros planetas y comprender mejor cómo se forman los distintos tipos”.

El nuevo estudio de la Universidad Johns Hopkins sobre los datos del telescopio espacial James Webb se publicó en la revista científica Nature.

Ubicado a solo 64 años luz de la Tierra, el exoplaneta HD 189733 b es la “versión caliente de Júpiter” más cercana que los astrónomos pueden observar cuando pasa por delante de su estrella.

Desde su descubrimiento en 2005, se ha convertido en un planeta clave para llevar a cabo estudios detallados sobre las atmósferas exoplanetarias.

Los nuevos datos del telescopio espacial James Webb también descartaron la presencia de metano en el exoplaneta.

“Pensábamos que este planeta era demasiado caliente para tener altas concentraciones de metano, y ahora lo confirmamos”, afirmó Fu.

Más adelante, los investigadores esperan identificar la presencia de azufre en más exoplanetas y averiguar cómo los altos niveles de ese compuesto podrían influir en la proximidad con la que se forman respecto a sus estrellas progenitoras.

Artículo elaborado con informes adicionales de agencias