“Ya no es ciencia ficción de Star Wars”: Isarel avanza con el Iron Beam, un arma láser de alta potencia

·6  min de lectura
El Iron Dome en acción durante la última escalada de Israel con Hamas
CORINNA KERN

JERUSALÉN.– Después de dos décadas de investigación y experimentación, los funcionarios de defensa de Israel ahora dicen que tienen un prototipo funcional de una arma láser de alta potencia que puede interceptar cohetes, proyectiles de mortero, drones y misiles antitanque en vuelo.

Los funcionarios dijeron que el sistema funcionó con éxito en una serie reciente de pruebas con fuego real en el desierto del sur de Israel: destruyeron un cohete, un proyectil de mortero y un dron, y despertaron una ovación de pie de los funcionarios que observaban la acción en la pantalla.

El gobierno ha asignado cientos de millones de dólares para desarrollar el arma, que el primer ministro Naftali Bennett describió esta semana como un “cambio estratégico”. Ha prometido “rodear a Israel con un muro láser”.

ARCHIVO - El primer ministro de Israel, Naftali Bennett
ARCHIVO - El primer ministro de Israel, Naftali Bennett


ARCHIVO - El primer ministro de Israel, Naftali Bennett

Los profesionales involucrados en el desarrollo del sistema dicen que todavía faltan varios años para que esté completamente operativo en el campo, y los expertos advierten que incluso entonces, inicialmente puede ser de uso limitado para proteger a Israel de los fuertes disparos de cohetes entrantes. Los funcionarios israelíes no han dicho si sería efectivo contra los misiles guiados de precisión que Israel dice que Hezbollah está desarrollando en el Líbano.

Aún así, las armas láser han pasado de las películas de ciencia ficción y el género de juegos de fantasía a la realidad. Al menos un arma láser, Helios de Lockheed Martin, ha comenzado a desplegarse en barcos de la Marina norteamericana.

“Se están realizando muchos trabajos láser prometedores”, dijo Thomas Karako, investigador principal del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington. “Esto ya no es ciencia ficción de Star Wars”.

El Ejército de Estados Unidos también ha estado trabajando en armas láser, incluidas las más poderosas capaces de derribar misiles de crucero, y está avanzando hacia su despliegue, dijo Karako.

Sin embargo, ninguna ha sido probada en combate todavía, y los rayos láser tienen serias limitaciones, como no poder disparar a través de las nubes.

Una ladera israelí a las afueras del kibutz Kfar Giladi es quemada por disparos de cohetes desde el Líbano el 26 de agosto de 2021; los funcionarios israelíes esperan desplegar Iron Beam, un nuevo sistema de defensa aérea láser basado en tierra, a lo largo de todas las fronteras hostiles de Israel
LAETITIA VANCON


Una ladera israelí a las afueras del kibutz Kfar Giladi es quemada por disparos de cohetes desde el Líbano el 26 de agosto de 2021; los funcionarios israelíes esperan desplegar Iron Beam, un nuevo sistema de defensa aérea láser basado en tierra, a lo largo de todas las fronteras hostiles de Israel (LAETITIA VANCON /)

El sistema de defensa aérea láser basado en tierra de Israel, llamado Iron Beam, tiene como objetivo complementar, no reemplazar, otros elementos del arsenal de defensa aérea de Israel, incluido el Iron Dome, el conocido sistema de intercepción de misiles de corto alcance, así como misiles de mediano y mediano alcance.

Mientras esos sistemas disparan pequeños misiles guiados para interceptar los proyectiles entrantes, la nueva arma entrena rayos láser en un punto particular del proyectil, calentándolo hasta el punto de destrucción.

El ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, dijo que Israel fue “uno de los primeros países del mundo” en desarrollar tal arma.

El general de brigada Yaniv Rotem, jefe del equipo de investigación y desarrollo del Ministerio de Defensa, dijo que durante las pruebas de fuego real en marzo, las amenazas entrantes se interceptaron segundos después de la detección, no minutos, como en pruebas anteriores, y en un rango de hasta 10 kilómetros

Un joven pasa frente a un edificio destruido por un cohete disparado desde Gaza en Petah Tikva, un suburbio de Tel Aviv, Israel, el 13 de mayo de 2021
DAN BALILTY


Un joven pasa frente a un edificio destruido por un cohete disparado desde Gaza en Petah Tikva, un suburbio de Tel Aviv, Israel, el 13 de mayo de 2021 (DAN BALILTY /)

“Tenemos un sistema completo para demostrar la capacidad”, dijo en una entrevista. “Estamos ahí.”

Fracasos

La búsqueda de armas láser ha tenido una larga historia de fracasos.

En 1983, el presidente Ronald Reagan creó la Iniciativa de Defensa Estratégica, ampliamente ridiculizada como “Star Wars”, para encontrar una manera de derribar misiles balísticos nucleares, incluso mediante tecnología láser. Después de gastar más de 200 mil millones de dólares con poco que mostrar, ese esfuerzo se abandonó en 1993.

Pero la investigación continuó bajo otros programas. A fines de la década de 1990, Israel y Estados Unidos intentaron producir un sistema láser experimental de alta energía con un alcance menos ambicioso, destinado a destruir cohetes en vuelo. Ese esfuerzo, conocido como Nautilus, se archivó en 2005, en parte debido a la voluminosidad y el bajo rendimiento del sistema.

La tecnología ha pasado ahora del láser químico, que requería productos químicos corrosivos y tóxicos para inducir un haz y una maquinaria casi del tamaño de un laboratorio in situ, al láser de estado sólido, que solo necesita grandes cantidades de electricidad.

Y en un avance tecnológico reciente, los desarrolladores israelíes dicen que pudieron combinar muchos rayos láser, a una intensidad muy alta, y hacer que se encontraran en un punto específico en un objetivo aéreo.

El Ministerio de Defensa de Israel otorgó recientemente un contrato por valor de más de 100 millones de dólares a la empresa estatal Rafael Advanced Defense Systems, el principal fabricante del sistema láser.

“Hemos estado trabajando en tecnologías láser durante unos 20 años”, dijo en una entrevista Michael Lurie, vicepresidente y jefe de la Dirección de Sistemas de Maniobras Terrestres de Rafael. “Eran muy engorrosos, grandes y poco efectivos. Tuvimos problemas con la energía, el seguimiento y la capacidad de atravesar la atmósfera”.

Pero en los últimos dos años, dijo, “resolvimos la ciencia”. “En este momento nos enfrentamos a desafíos de ingeniería. Pero sabemos que el sistema funciona”, agregó.

Los funcionarios israelíes dicen que la principal ventaja del Iron Beam será su costo, con intercepciones que cuestan poco más que la energía necesaria para operarlo. Bennett dijo que las intercepciones del Iron Beam cuestan alrededor de 3,50 dólares por disparo, en comparación con las decenas de miles de dólares por cada intercepción del Iron Dome.

Además, el Iron Dome está fuertemente subsidiado por Estados Unidos, que asignó 1000 millones de dólares para esa arma en el presupuesto de 2022 en un momento en que la ayuda militar de Estados Unidos a Israel se ha vuelto cada vez más controvertida. Israel también está compartiendo su conocimiento del Iron Beam con sus aliados estadounidenses, dijeron funcionarios israelíes.

Rotem dijo que el Iron Beam revertiría la ecuación económica con los enemigos de Israel y que Israel recuperaría su inversión en tan solo dos semanas de conflicto. Los despliegues iniciales serían alrededor de Gaza, dijo, y luego a lo largo de todas las fronteras hostiles de Israel.

“Israel nunca abandonó la idea de la tecnología láser”, dijo el profesor Gabi Siboni, experto en estrategia militar del Instituto de Estrategia y Seguridad de Jerusalén, un centro de investigación israelí. “Será más barato, más seguro y menos dependiente del rearme”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.