La ciencia por delante de la política en la pandemia, según Gobierno español

Madrid, 20 jun (EFE).- La vicepresidenta primera del Gobierno español, Carmen Calvo, defiende las decisiones tomadas por el Ejecutivo desde que estalló la pandemia del coronavirus y se declaró el estado de alarma y dice que actuó según recomendación de los expertos científicos porque "la política no podía ir por delante de la ciencia".

En una entrevista con EFE a pocas horas de que finalice el estado de alarma en España y se ponga fin a las restricciones a la movilidad, Calvo apuesta además por reforzar el presupuesto de sanidad, hasta llegar al 7 % del gasto público total, para estar "preparados" ante lo que pueda venir.

UNA "TREMENDA DECISIÓN"

La vicepresidenta primera explica que el Ejecutivo tomó una "tremenda decisión" cuando a mediados de marzo decretó el estado de alarma y el confinamiento de 47 millones de ciudadanos, como lo fue también decretar el cese temporal de la actividad no esencial durante dos semanas de este periodo de 98 días.

Pero considera que haber sido "contundentes desde el principio" permitió que ahora se pueda estar "controlando tan bien" la pandemia.

Calvo, que sufrió el coronavirus, recuerda que el Ejecutivo decretó el confinamiento al día siguiente de que la OMS declarara la pandemia, frente al argumento de la oposición conservadora que lo acusa de actuar tarde y de provocar miles de muertes. "La política no podía ir por delante de la ciencia", concluye.

Y advierte de que si vuelve a ser necesaria la alarma, ya sea en todo el país o en algún territorio, el Gobierno "no va a escurrir su responsabilidad".

El Ejecutivo español declaró el estado de alarma el 14 de marzo, lo que supuso el confinamiento de la población e importantes limitaciones de la movilidad y de la actividad económica, en plena expansión del coronavirus, aunque en las últimas semanas se fueron suavizando, a medida que la pandemia remitía.

PREPARANDO LO QUE PUEDA VENIR

Calvo recuerda que con esta crisis del coronavirus, que causó en España 28.315 fallecimientos según datos oficiales, se aportaron recursos a la sanidad "como nunca" y el Gobierno quiere que dichos recursos alcancen el 7 % del gasto público del país.

Además subraya la inyección del Fondo COVID-19 (de 16.000 millones de euros para las comunidades, de los que 9.000 son para gasto sanitario), que debería permitir "estar preparados para brotes y recibir el otoño venga como venga".

La vicepresidenta explica que se está reforzando la coordinación entre el Gobierno español y los ejecutivos regionales para tener las reservas de materiales preparadas, una red de empresas que pueda fabricarlos o la organización necesaria para poder acceder a la vacuna cuando la haya.

EL "ACOSO INCOMPRENSIBLE" DEL PP

Durante la entrevista, la vicepresidenta arremete con dureza contra el conservador Partido Popular, principal grupo de la oposición, por sus críticas al ejecutivo y considera que "no se merecía el acoso irracional y constante" del que fue objeto.

Calvo califica esta actitud "incomprensible" porque las competencias sanitarias están transferidas a las comunidades autónomas (regiones) y el PP gobierna en muchas de ellas y durante los 98 días de estado de alarma, "nunca se han sustraído" esas competencias.

VER LA VIDA 'DE OTRA MANERA'

Carmen Calvo admite lo duro que fue contraer la COVID-19, y asegura que ahora ve la vida "de otra manera".

Cree además, que esta tragedia nos tiene que dar la oportunidad de "repensar el modelo general". "El centro de toda la acción política de una democracia deben ser las personas y la salud, que es lo único que te permite estar vivo", apunta.

Y por eso entiende que en un país como España, con "demasiadas personas mayores en residencias", hay que pensar "cómo cambiar todo el sistema de cuidados", racionalizando los horarios para poder cuidar a nuestros de los menores y los mayores.

Patricia de Arce y Enrique Rodríguez de la Rubia

(c) Agencia EFE