¿Por qué el cielo es azul?

LA NACION
·2  min de lectura

Por extraño que parezca, son muchas las personas que se hacen la básica y elemental pregunta de por qué el cielo es azul. Afortunadamente, hay una respuesta científica que explica las razones, ideada por John Tyndall, un famoso físico irlandés.

Curioso e interesado por "la belleza del mundo", Tyndall también fue quien descubrió la base molecular del efecto invernadero, entre otras investigaciones.

¿Qué significa equinoccio?

Se dedicó a construir aparatos, algunos más simples y otros más sofisticados, que le permitían analizar los fenómenos de su interés, entre ellos: por qué el cielo es azul de día y rojizo al atardecer.

¿Cómo encontró Tyndall la respuesta a por qué el cielo es azul?

En 1869, Tyndall elaboró un simple tubo de vidrio (el cielo) y colocó una luz blanca en uno de los extremos (el sol). Luego introdujo humo dentro del tubo y llegó al siguiente descubrimiento: el haz de la luz blanca parecía ser azul desde un costado pero rojo desde el otro extremo.

De esa forma pudo arribar a la conclusión de que el azul del cielo, o cualquier otro color que en él se proyecte, no es más que la luz del sol dispersandose por las partículas de la atmósfera superior.

Para la época, este descubrimiento fue tan famoso e innovador que se lo llamó el "efecto Tyndall".

Histórico hallazgo subestelar: descubrieron la primera enana marrón por ondas de radio

Otros descubrimientos de Tyndall en relación a los colores y efectos del cielo

Su interés y curiosidad no se detuvieron solo en por qué el cielo es azul. Otros fenómenos en relación al cielo y a la física captaron la atención de Tyndall, como por ejemplo:

El arcoiris.El ocaso.El brillo de las estrellas.

En todos los casos, los materiales con los que Tyndall planteaba sus experimentos y arribaba a conclusiones siempre fueron cajas, tubos, vasos, etc. En ellos introducía otros elementos como leche o polvo y así comprobaba los efectos de colores e impresiones del cielo en escalas más pequeñas.

Primeras imágenes: así se ve la Argentina desde el satélite SAOCOM1B

Es importante destacar que, si bien todos estos experimentos no constituyeron una evidencia decisiva para el campo de las ciencias y las teorías explicativas respecto de todos estos fenómenos, fueron notables aportes e impulsos para su estudio.

Lo particular de John Tyndall es que sus investigaciones giran en torno a la curiosidad y las ansias del saber, sin necesidad de resolver una problemática particular o develar un misterio decisivo para la acción humana.

A esta conducta y estilo de investigación se la llama en la actualidad "blue-sky investigation" o en español "investigación de cielos azules", en honor a todos los casos de estudio que el irlandés John Tyndall desarrolló en sus mejores momentos.